Duro golpe a imagen de Chile tras cancelar APEC y COP25 por estallido social

La noticia, que para el Presidente Piñera no fue nada grata de entregar, tuvo mucha repercusión en el mundo, considerando la importancia económica y medioambiental de cada encuentro que iba reunir a una gran cantidad de líderes y personalidades ligadas a estos temas.

472

La cancelación de las cumbres del APEC y la COP25 anunciada por el Presidente Sebastián Piñera, cayó como balde de agua fría en el resto de los países convocados a estas instancias que se iban a desarrollar en los meses de noviembre y diciembre y propinó un duro golpe a la buena imagen que Chile posee en el concierto internacional.

El Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC), que iba a realizarse el 16 y 17 de noviembre próximo en Santiago, se anticipaba como el escenario en que China y Estados Unidos podían firmar un acuerdo que finalizaría su guerra arancelaria.

A la cita ya habían confirmado su presencia el mandatario estadounidense Donald Trump y el presidente chino Xi Jinping. Vladimir Putin canceló su participación el martes sin dar motivos, aunque había comprometido el envío de su primer ministro para representar a Rusia.

La directora ejecutiva de la APEC, Rebecca Santa María, dio su apoyo a la decisión de Chile y le agradeció “por abogar incansablemente por un crecimiento más inclusivo a lo largo de este año en que fue país anfitrión” de este foro que reúne a 21 economías del Asia Pacífico.

Para la Conferencia de las Partes para el Cambio Climático de la ONU (COP25), prevista entre el 2 y el 13 de diciembre, se esperaba la presencia en Santiago de unos 25.000 delegados, y la activista sueca Greta Thunberg, para abogar por medidas más ambiciosas que permitan bajar las emisiones de carbono que provocan el calentamiento global.

“Hemos perdido una oportunidad histórica (…). Se trataba del evento que asumiría los compromisos y desafíos de la emergencia climática que enfrenta el mundo”, agregó Matías Asun, director de Greenpeace en Chile.

La COP 25 estaba inicialmente prevista realizarse en Brasil, pero su presidente Jair Bolsonaro se negó a organizarla y Piñera asumió el reto en un claro intento por erigirse en un líder en temas medioambientales.

SEÑAL DE DEBILITAMIENTO

Mientras el país digería la magnitud de los anuncios, miles de personas se congregaron en las afueras del palacio presidencial de La Moneda, estas vez se trata de diversos gremios de trabajadores, profesores, estudiantes y otros, que insistían en sus demandas sociales y económicas a la autoridad.

Esas manifestaciones se han replicado en las principales ciudades de Chile.

La cancelación de las dos reuniones representa “una señal de debilitamiento y de agudización del conflicto”, dijo a la AFP, analista de la Universidad de Chile, Octavio Avendaño.

Aunque Chile mantiene la presidencia de la COP25. ahora debe ser planificada en otro país.

Piñera anuncia que no se realizarán la APEC y la COP25 en Chile

Cancillería y Medio Ambiente por cancelación de APEC y COP25: La prioridad es la paz y la nueva agenda social