Líder de la CPC y crisis social: La solución pasa por “meterse la mano al bolsillo y que duela”

Juan Pablo Swett dijo que su gremio trabajará en diálogos conjuntos con los trabajadores en tres ejes primordiales que son el endeudamiento, los bajos sueldos y apoyo a quienes se han visto afectados como dueños y empleados por los hechos de violencia de estos días.

545

“Nosotros nos ponemos a disposición de lo que está buscando el país, nosotros vamos a ser parte de la solución, vamos a hacer todos los esfuerzos que haya que hacer”, señaló este martes el presidente de la CPC, Alfonso Swett, al recoger el guante y sumarse a los esfuerzos que ha pedido el Gobierno para dar una respuesta a las demandas que gatillaron la crisis social que vive el país.

Tras reunirse con los miembros de la Confederación de la Producción y el Comercio para abordar esta materia, oportunidad en la que concluyeron que “vamos a tener que hacer un esfuerzo muy importante con nuestros trabajadores, con nuestras empresas”, indicó el representante.

Para ello, afirmó Swett, como sector privado “hay que meternos las manos al bolsillo y que duela”, subrayando que ello debe hacerse “reconociendo también la realidad de cada empresa, porque nosotros lo que hemos visto es que son distintas”.

El jefe de la CPC añadió “hemos visto muy buenas señales de muchas personas de nuestro sector, empresarios, en esta línea”, en referencia a los dichos de Andrónico Luksic sobre aumentar en 1% la carga impositiva a los más ricos del país.

“Todo lo que sean acuerdos políticos transversales vamos a estar disponibles a apoyar. No vamos a poner ninguna barrera a la política pública para enfrentar las situaciones que se están dando”.

Sobre los dichos de otros gerentes de empresas que se comprometieron a tener sueldos mínimos por sobre los $500.000 en sus compañías, el presidente del gremio empresarial expresó que “el salario mínimo es algo que se está discutiendo en la política pública y todo lo que sean acuerdos en beneficios de la ciudadanía los vamos a apoyar”.

No obstante, Swett aclaró que “nosotros no somos los que gatillamos eso. Lo que sí gatillamos son soluciones dentro de nuestras empresas y más que opinar sobre lo que se está discutiendo en la política, es hora de que vayamos a nuestras empresas y toquemos los temas definidos -con el Comité Ejecutivo-: familia, salarios y endeudamiento”.

DIÁLOGO CON LOS TRABAJADORES

Alfonso Swett enfatizó también que la CPC acordó con sus siete ramas que al interior de las firmas se realicen una serie de diálogos sociales con el fin de entender las demandas de los trabajadores y así “poder encontrar soluciones a los problemas existentes”.

Para ello se abordarán tres ejes primordiales: enfrentar el endeudamiento, los bajos salarios y ver cómo apoyar quienes han sufrido daños con las protestas del último tiempo.

Subrayó que dichas conversaciones ya se venían dando con 1.130 empresas, pero que “hoy día lo que queremos pedirle a cada empresa es que se produzcan estos diálogos para encontrar solución con todos, escucharnos”.

Respecto a las cifras de crecimiento del país, que el nuevo ministro de Hacienda, Ignacio Briones, ya anticipó durante que deberán ser “sinceradas”, el empresario dijo que la agenda más importante hoy día es la social.

“Ya tendremos tiempo para retomar los temas del crecimiento, porque claramente para financiar todo lo que tenemos que construir en soluciones, vamos a necesitar crecimiento”, concluyó.

Briones: El actual escenario significará un fin de año muy malo para la economía