Siguen las reacciones tras la muerte del líder del Estado Islámico

Luego que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el domingo la muerte del líder del grupo yihadista, Abu Bakr al Bagdadi, durante una operación militar en el noroeste de Siria, varios mandatarios y países dieron a conocer su opinión.

231

El presidente Donald Trump anunció el domingo que el escurridizo líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Bagdadi, murió “como un perro” en una audaz operación nocturna de las fuerzas especiales de Estados Unidos en el noroeste de Siria.

En un discurso desde la Casa Blanca, Trump detalló que las fuerzas estadounidenses mataron a un “gran número” de militantes del EI y acorralaron a Bagdadi en un túnel, donde éste detonó un chaleco suicida.

Tras la muerte del líder yihadista, varios mandatarios y países dieron a conocer su opinión.

Arabia Saudita celebró la muerte del líder del Estado Islámico. “El gobierno saudita siguió el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre el éxito de la persecución y eliminación del jefe del Dáesh (acrónimo árabe del EI), el terrorista Abu Bakr al Bagdadi”, afirmó un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El funcionario elogió los “esfuerzos de la administración estadounidense” contra el EI, que -añadió- “deformó la imagen del islam y los musulmanes en el mundo”.

La muerte de Abu Bakr al Bagdadi es “una importante contribución” a la lucha contra el terrorismo si se confirma, declaró el portavoz del presidente Vladimir Putin, Dmitri Peskov.

“Si la información de la muerte de Al Bagdadi se confirma realmente, se podrá hablar de una importante contribución del presidente de Estados Unidos a la lucha contra el terrorismo internacional”, declaró Peskov.

“De por sí, esta información no puede provocar una reacción negativa del poder ruso”, agregó Peskov, que reconoció que los militares rusos “vieron en la zona aviones estadounidenses, drones estadounidenses”.

Otras reacciones importantes fueron:

TURQUÍA

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan: “La muerte del líder de Dáesh (acrónimo árabe del EI) es una inflexión importante en nuestra lucha conjunta contra el terrorismo”, escribió en un tuit.

IRÁN

“La muerte de Bagdadi no es el fin del combate contra el terrorismo de Dáesh, sino sólo el fin de un capítulo”, indicó el portavoz del gobierno, Ali Rabii, en un tuit.

“El terrorismo (del EI) es aún creciente y evidente. Creciente a causa de las políticas estadounidenses, los petrodólares en la región (en referencia a las monarquías petroleras del Golfo) y la ideología takfiri (según la cual musulmanes tratan de infieles a otros musulmanes, por ejemplo entre sunitas y chiitas)). Estas tres fuentes deben ser aniquiladas”, agregó Rabii.

REINO UNIDO

Boris Johnson, primer ministro británico, en Twitter: “La muerte de Bagdadi es un momento importante en nuestro combate contra el terror, pero la batalla contra el mal de Dáesh aún no ha terminado”.

ISRAEL

Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí, en declaraciones durante una visita a una base militar: “Quiero felicitar al presidente (estadounidense) Donald Trump por este impresionante logro que llevó a la muerte del jefe del EI, Al Bagdadi. Este triunfo es un hito, pero la batalla continúa”.

FRANCIA

La muerte del líder del grupo yihadista es “sólo una etapa”, estimó el presidente francés, Emmanuel Macron, para quien la derrota definitiva del EI es “la prioridad” de Francia.

“La muerte de Al Bagdadi es un duro golpe contra Dáesh, pero es sólo una etapa. El combate continúa junto a nuestros socios de la coalición internacional para que la organización terrorista sea derrotada definitivamente. Es nuestra prioridad” en Oriente, tuiteó.

KURDOS

Mazlum Abdi, comandante de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), aliadas de Washington durante la lucha antiyihadista en Siria: “Las células durmientes vengarán a Bagdadi. Por lo que nos esperamos cualquier cosa, incluidos ataques contra las prisiones” gestionadas por las fuerzas kurdas donde están detenidos miles de yihadistas.

OTAN

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, consideró que la muerte del jefe del grupo Estado islámico es una “etapa importante” en la lucha “contra el terrorismo internacional”.

“La OTAN sigue comprometida en el combate contra nuestro enemigo común, el EI”, señaló Stoltenberg en Twitter.