Movilh denuncia abusos y torturas homofóbicas en dos comisarías de Santiago

Según la agrupación, se ha tratado de abusos brutales, por lo que ha recomendado a las víctimas y a sus familiares "que los denuncien ante el Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH, lo cual ha estado ocurriendo.

468

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) denunció y repudió este sábado que en el marco del Estado de Emergencia “hemos recibido dos denuncias de torturas homofóbicas policiales que han tenido lugar en la 51 Comisaría de Pedro Aguirre y en la 11 Comisaría de Lo Espejo”.

Según el Movilh se ha tratado de abusos brutales, por lo que han recomendado a las víctimas y a sus familiares “que los denuncien ante el Instituto Nacional de Derechos Humanos, INDH, lo cual ha estado ocurriendo. Sin embargo, un joven permanece aún en total desprotección jurídica, por lo que presentaremos acciones legales”, señaló el Encargado de Derechos Humanos del Movilh, Ramón Gómez.

El caso por el que el INDH ya presentó un recurso de amparo, afectó a un joven universitario, luego de que fuera detenido al interior de un supermercado, donde había entrado para brindar primeros auxilios a quienes se encontraban ahí, en medio de disturbios.

Desde el Movilh señalaron que el universitario fue detenido arbitrariamente por funcionarios de la 51 Comisaría de Santiago, quienes lo golpearon en el acto, durante el trayecto y antes y después de constatar lesiones.

“Recibió golpes de puño, patadas, y bastón, le propinaron insultos por su orientación sexual y sufrió fractura de nariz. La víctima acusa además abuso sexual. Cuando fueron a constatar lesiones, estas fueran calificadas como leves, lo cual a todas luces es falso”, señaló Gómez.

En tanto señalaron que el segundo caso afecta a un joven de 21 años, quien el pasado 21 de octubre fue detenido sin razón alguna por funcionarios de la 11 Comisaría de Lo Espejo, y ya suma “cinco días preso en Santiago 1, sin que la Defensoría presente hasta ahora recurso de amparo alguno”.

“Este joven sólo había salido a comprar pan y fue detenido cuando observaba disturbios en un supermercado. En la ocasión fue golpeado repetidas veces con una escopeta. Ante la ilegal detención, su pareja fue a buscarlo a la Comisaría, momento cuando comenzaron los ataques homofóbicos“, añadió Gómez.

En efecto, desde ese momento los policías comenzaron a gritar “hay un maricón aquí adentro”.

Acto seguido, “le propinaron golpes de pies, puños y con objetos contundentes y lo desnudaron, mientras le lanzaban insultos homofóbicos. Cuando pidió constatar lesiones, no se lo permitieron. Al otro día, en tribunales no escucharon su versión de los hechos, y lo mandaron a Santiago 1”, apuntó el Movilh

Ante los apremios ilegítimos y torturas, el Movilh presentará acciones legales.

“Llamamos al Gobierno de Chile a implementar con carácter de urgencia todas las medidas para cesar con las violaciones a los derechos humanos que están ocurriendo bajo el amparo del Estado de Emergencia o el toque de queda”, finalizó el Movilh.