Piñera: “Estamos en guerra contra un enemigo poderoso que no respeta a nadie”

El mandatario aseveró que hay una organización detrás de los saqueos e incendio a sitios de abastecimiento de bienes de primera necesidad como los alimentos, los remedios y los combustibles.

2063

“No va a ser fácil pero vamos a ganar esta batalla”, sentenció la noche de este domingo el Presidente Sebastián Piñera, al comentar los violentos sucesos ocurridos durante este fin de semana en varias regiones del país y la focalización que han tenido.

Desde la guarnición militar de Santiago, el Jefe de Estado monitoreó el desarrollo del toque de queda en compañía del ministro de Defensa, Alberto Espina y del jefe de la emergencia, general Javier Iturriaga.

Luego de ello habló con los medios de prensa apostados allí y reiteró que su administración hará todo lo posible por normalizar la situación para que los chilenos poco a poco retomen sus vidas en forma normal después de estos saqueos, disturbios e incendios.

Han destruido el metro que es vital para las personas sin ninguna contemplación, luego se concentraron en destruir los supermercados para privar a la gente de su derecho de poder abastecerse, han intentado quemar hospitales”, espetó.

Recalcó que por esta situación que calificó de organizada “mañana no va a ser fácil, hemos visto la capacidad de destrucción que estos vándalos que representan el mal que son capaces de hacer, pero espero que con la colaboración de nuestros compatriotas podamos tener un día lo más normal posible y para eso hemos estado trabajando incansablemente”.

En ese sentido, subrayó que “mañana, el funcionamiento de la ciudad va a tener dificultades, hemos trabajado todo el día para que haya abastecimiento, para que abran la mayor cantidad de supermercados y tiendas posibles, de bancos posibles, en los liceos y jardines infantiles para tener facilidades en lo que es fundamental, el abastecimiento”.

Finalmente, el gobernante pidió a la ciudadanía “comprensión, créanme que siento como propios el dolor, el sufrimiento, la angustia y el temor que muchos están sintiendo, pero tienen que saber que no están solos, que aquí hay un gobierno comprometidos con ustedes”.

“Este es un problema entre los que queremos libertad, democracia y vivir en paz y los que quieren destruir a nuestro país y vamos a ganar esta batalla”, concluyó.