Medios internacionales y crisis en Santiago: “La clase política no ha estado a la altura”

Los principales diarios del mundo se enfocaron en la compleja situación que vive la ciudadanía y gobierno chileno tras las protestas por el alza del Metro y posteriores hechos de violencia.

9918

La histórica protesta por el alza del pasaje de Metro que comenzó el viernes y se extendió por esta madrugada en las calles de la capital generó impacto en los principales medios de comunicación del extranjero.

En primera instancia, New York Times destacó la decisión del presidente Sebastián Piñera de apelar al estado de emergencia, precisando que “las manifestaciones sacudieron una de las capitales más prósperas y ordenadas de América Latina”. El medio subrayó que la presencia de militares “deambulando por las calles fue discordante para muchos chilenos, dada la dictadura militar de 17 años del país, durante la cual las FF.AA. cometieron extendidos abusos de DD.HH”.

De igual modo, el medio norteamericano señaló que las protestas “ocurren cuando Chile se prepara para organizar dos conferencias internacionales importantes: una reunión cumbre de APEC a mediados de noviembre y la COP25 en diciembre”.

Por su parte, la BBC publicó que los disturbios expusieron “divisiones en el país, uno de los más ricos de América Latina, pero también uno de los más desiguales. Ha habido crecientes quejas sobre el costo de vida, especialmente en Santiago”.

Asimismo el diario El País puntualizó que las manifestaciones “derivaron en acciones vandálicas como no se había visto en décadas (…) La clase política, tanto del oficialismo como de la oposición, no han estado a la altura de la emergencia”.

“Pese a que el Presidente Piñera presumía hace sólo algunos días de que su país era una especie de “oasis” en América Latina, las revueltas han desbordado a las autoridades”, agrega.

En tanto, Le Monde de Francia publicó que el transporte público “es ampliamente utilizado en Santiago, una ciudad altamente contaminada y congestionada. Se espera que el Metro, el más grande y moderno de América del Sur, permanezca cerrado”.

En Argentina, Clarín tituló “El caos invadió este viernes a Santiago de Chile”, puntualizando que “las protestas -que no tienen un líder visible- lograron paralizar el total de las operaciones en las líneas 1 y 2, que cruzan el centro de Santiago. El cierre obligó a los usuarios del Metro a subir a la superficie, colapsando el sistema de autobuses de la ciudad”. Asimismo enfatizó “la inusual violencia en un sistema de transporte considerado uno de los más modernos de América Latina”.