Sindicato del Metro: “Evasiones es un efecto social por las continuas alzas”

A través de un comunicado, la entidad gremial sostuvo que "los trabajadores no tienen ninguna responsabilidad en el alza de las tarifas, nuestro principal objetivo es llevar a los trabajadores de la ciudad a su destino".

324

El Sindicato Unificado de Trabajadores del Metro (STU) sostuvo que la responsabilidad política por las evasiones está en el Gobierno, que se escudaría bajo el panel de expertos, criticando de paso las continuas alzas en la tarifa.

La entidad gremial, criticó la reacción punitiva del Ejecutivo ante las protestas protagonizadas, especialmente, por estudiantes secundarios.

A través de un comunicado público, denunciaron las agresiones continuas que han sufrido trabajadores del Metro a raíz de las evasiones masivas.

“Visualizamos las evasiones masivas como un efecto social producto de las continuas alzas en la tarifa, alzas que son definidas por un panel de expertos que oculta la responsabilidad política del gobierno en la gestión del transporte público como un derecho de la sociedad”, dice el comunicado.

Agrega el texto que rechazan las agresiones de las que han sido objeto diversos trabajadores de Metro, cuya función esencial, dicen, es mantener operativo el servicio y velar por la seguridad de las personas en un sistema complejo y que moviliza a 3 millones de pasajeros diarios.

“Los trabajadores no tienen ninguna responsabilidad en el alza de las tarifas, nuestro principal objetivo es llevar a los trabajadores de la ciudad a su destino”, enfatizaron desde el SUT.

De acuerdo al sindicato, este problema debe ser abordado políticamente, “buscando soluciones de fondo y siempre en virtud de la seguridad de los trabajadores a quienes representamos y de los intereses de los usuarios a quienes servimos y son la razón de ser de este sistema de transporte”.

Finalmente, llamaron a sus socios a cumplir con todos los procedimientos y a no involucrarse en situaciones de riesgo innecesario y ejercer el autocuidado respectivo.

“Lo más importante es preservar nuestra integridad y seguridad como trabajadores”, añadiendo que “los más perjudicados seguirán siendo por un lado, los trabajadores que se movilizan en Metro y costean de su salario el servicio y por otro, nosotros, los trabajadores que ponemos en movimiento a Santiago y que hoy vemos vulnerada nuestra seguridad”.