Presidente catalán propone votar de nuevo la independencia de la región

En el mismo hemiciclo donde su predecesor, Carles Puigdemont, anunció su intención de impulsar el referéndum prohibido del 1 de octubre de 2017 y que desembocó en una infructuosa declaración de independencia, Quim Torra, instó al mismo escenario.

72

El presidente catalán, Quim Torra, propuso este jueves una nueva votación sobre la independencia en esta región española durante su mandato, como respuesta a la condena contra sus antiguos dirigentes por el intento de secesión de 2017.

“Si por poner las urnas para la autodeterminación nos condenan a cien años de cárcel (sumando las penas contra los nueve políticos penados), la respuesta es clara: deberán volverse a poner urnas para la autodeterminación”, afirmó la máxima autoridad ante el Parlamento regional.

El jefe de la Generalitat aseveró que “defenderé que en esta legislatura (que expira a principios de 2022) se acabe volviendo a ejercer el derecho de autodeterminación”, insistió.

“Todos sabemos las dificultades que nos imponen la represión y el miedo. Pero debemos seguir adelante y no dejarnos intimidar por amenazas y prohibiciones”, añadió en relación a la violencia derivada de las protestas en contra de las sentencias producto de enfrentamientos con la policía.

En el mismo hemiciclo, su predecesor Carles Puigdemont había anunciado su intención de impulsar el referéndum prohibido del 1 de octubre de 2017, que desembocó en una infructuosa declaración de independencia.

Dicho intento de secesión llevó a las condenas de entre 9 y 13 años de cárcel para nueve dirigentes separatistas desveladas este lunes por el Tribunal Supremo, generando tres días de fuertes protestas con violencia en esta región del noreste de España.

Hasta las últimas horas del miércoles, con numerosos coches ardiendo en Barcelona y manifestantes lanzando cócteles molotov a la policía, el presidente de Cataluña no condenó los hechos.

En su comparecencia parlamentaria, Torra reiteró su condena y pidió “aislar y apartar” a los “provocadores y agitadores” en las protestas separatistas, pero también pidió investigar la actuación de la policía dependiente de su propio gobierno por supuestos excesos en su actuación.

“Torra hace una condena a rastras, sin convicción alguna, obviando la extraordinaria labor que están haciendo los cuerpos de seguridad”, dijo la número dos del gobierno español Carmen Calvo.

Los disturbios producidos desde el lunes resultaron en 184 agentes heridos, según el ministerio del Interior.