Intendenta Rubilar: “La respuesta de Aguas Andinas fue tardía” en Providencia

La autoridad regional expresó su preocupación la posibilidad de que se produzca un socavón como el de 2016 y que la avenida Providencia quede inhabilitada por un buen periodo de tiempo.

101

La intendencia metropolitana Karla Rubilar acusó a Aguas Andinas de tener una respuesta tardía ante la emergencia que provocó la rotura de matriz en Providencia. Además, la autoridad está a la espera de los análisis para determinar cuánto demorarán los trabajos y la magnitud de los desvíos de tránsito.

Al término de la reunión del COE en la Onemi para analizar el impacto de la emergencia en la ciudad, Rubilar dijo que la empresa en la reunión les informó que tomó conocimiento de la emergencia a las 5:52 horas a través de su call center y que llegó a terreno a las 6:20.

Sin embargo, según la Municipalidad de Providencia afirma que Aguas Andina llegó a la 6:37 a la emergencia y que comenzó a cerrar la válvula de una matriz muy grande cerca de las 7:06, “lo que les significó demorarse hasta las 7:35 cerrar completamente”, añadió la intendenta.

“Estoy convencida de que la respuesta de la empresa fue tardía”, agregó Rubilar, quien además aseguró que primero reaccionó la municipalidad y que incluso la prensa llegó antes que los técnicos de Aguas Andinas al lugar.

Asimismo, la intendenta señaló que si bien la rotura de este jueves se produjo 20 metros más abajo de la de 2016, se cuestionó por la calidad de los trabajos de reparación, porque se trata de matrices muy antiguas, de 45 a 60 años. Por lo mismo en el COE se reiteró la necesidad de estudiar un cambio de cañerías.

En cuanto al balance de daños, dijo que no hubo corte en el suministro de agua, pero sí de electricidad que afectó a unos 5.200 clientes del sector de la inundación y a otros 300 de Santiago, aunque el servicio se ha recuperado en gran parte y que estará normalizado cerca de las 18 horas.

También informó que no hubo afectaciones en hospitales y que algunos departamentos sufrieron inundaciones por cañerías del alcantarillado, por lo cual la autoridad sanitaria está realizando los análisis de agua. Asimismo hubo una pequeña inundación en el Museo de Tajamares.

Finalmente, expresó su preocupación por los desvíos y cortes de tránsito totales y parciales que serán informados por Carabineros. La intendenta mostró especial inquietud ante la posibilidad de que se produzca un socavón como el de 2016, que significó 21 días de cortes en la avenida Providencia.