Dirigentes de funcionarios del Hospital Van Buren denuncian grave falta de insumos

Raúl Delgadillo, dirigente de la Fenats Unitaria y coordinador de la alianza Agres, explicó que "esto viene arrastrándose desde principios de septiembre. Principalmente ahora hay colapso de la unidad de emergencias de adultos, que está con 70 pacientes hospitalizados; de ellos, fácilmente 35 personas necesitan camas".

145

Dirigentes de la atención a adultos del Hospital Van Buren denunciaron a La Estrella de Valparaíso, que hay un déficit grave de insumos: faltan jeringas, guantes, bránulas y sillas de rueda, entre otras cosas. Pidieron comprensión y paciencia hacia los trabajadores por parte de los pacientes, ya que están haciendo lo posible por hacer rendir el material con el que cuentan.

Trabajadores denunciaron que hay procedimientos que ya no se pueden realizar. Por ejemplo, acusan que no habría medio de contraste intravenoso, lo que impide que se realicen exámenes de tomografía.

Raúl Delgadillo, dirigente de la Fenats Unitaria y coordinador de la alianza Agres, explicó al referido diario que “esto viene arrastrándose desde principios de septiembre, la falta de insumos en general del hospital. Principalmente ahora hay colapso de la unidad de emergencias de adultos, que está con 70 pacientes hospitalizados; de ellos, fácilmente 35 personas necesitan camas”.

Añadió que los implementos que exigen son básicos para cualquier centro médico. Afirmó que incluso han tenido que reutilizar jeringas con una misma persona. “Para poder reutilizarla se tiene que guardar para que se pueda utilizar en el mismo paciente”.

.”La respuesta es que debido al cambio del sistema, de cómo se compran las cosas por Dipres, es que a los hospitales los pillaron de la noche a la mañana sin presupuesto”, remarcó.

El dirigente señaló que se están sosteniendo reuniones para mitigar ese déficit, pero no descartan irse a paro si la situación se mantiene.

Según informó La Estrella de Valparaíso, el hospital porteño adeuda montos millonarios a las empresas que proveen los servicios básicos de agua, luz y gas. Las deudas bordearían los veinte millones de pesos en el caso del agua y el gas, y cerca de treinta por el suministro eléctrico.

Ante ello, el recinto comunicó que los “servicios de luz, agua y gas del recinto funcionan con normalidad. Sin perjuicio que reconocemos que hay dificultades presupuestarias, su operación está asegurada puesto que la cancelación de los mismos se realiza mediante convenios que posee el centro asistencial con las diversas empresas proveedoras. Asimismo, el Hospital ha realizado gestiones con el Servicio de Salud para resolver la falta de insumos con el propósito de asegurar la atención que se entrega a diario a nuestros pacientes”.