Sernac presenta demanda colectiva contra Correos de Chile por el hackeo de datos

El requerimiento busca que la empresa compense a sus clientes por la violación de su privacidad y todos los perjuicios que le acarreó la acción realizada por un servicio de casilla virtual que la firma chilena tiene contratado en Miami, Estados Unidos.

93

Tras agotar todas las instancias extrajudiciales para lograr que la empresa entregara una respuesta adecuada a los reclamos por la filtración de sus datos de sus usuarios ocurridos en Miami, el Sernac presentó una demanda colectiva en contra de Correos de Chile.

El objetivo de esta acción legal es que la empresa compense adecuadamente a todos los consumidores que fueron afectados por las múltiples fugas de datos personales y bancarios de sus clientes ocurridas entre los años 2018 y 2019.

Según el organismo defensor de los derechos de los consumidores, la responsabilidad fue asumida implícitamente por la empresa, pues en septiembre de 2018, cuando comunicó públicamente que existía una alta probabilidad de que las filtraciones de esos antecedentes ocurridos los días 25 de julio, 21 y 27 de agosto y el 6 de septiembre de ese año, hayan tenido su origen en el servicio Casilla Virtual Miami, que es entregado por un proveedor internacional.

Adicionalmente, luego de conocerse el último episodio de filtración en mayo pasado, la firma de correspondencia y encomiendas suspendió temporalmente el servicio provisto por su casilla internacional TransExpress, desde donde los datos habrían sido extraídos durante el posible periodo de compromiso comprendido entre el 12 de septiembre de 2018 y el 5 de marzo del 2019, sin perjuicio que, en junio de este mismo año, tomó la decisión de no renovar su contrato con ella.

A través de esta demanda colectiva, el Sernac solicita a la justicia que Correos de Chile compense por los distintos episodios, incluyendo al menos a tres grupos: aquellos cuyos datos personales fueron difundidos públicamente en contra de su voluntad; quienes sufrieron el bloqueo de sus tarjetas activas y los que adicionalmente sufrieron defraudaciones producto de la filtración y debieron activarse los respectivos procesos de restitución.

También pide a la justicia que exija a la empresa que acredite que tomó todas las medidas para resguardar a los clientes actuales y evitar que este tipo de filtraciones se repitan a futuro.

Finalmente, el Sernac pedirá que la empresa reciba las más altas multas que establece la Ley del Consumidor por haber infringido el deber de profesionalismo y haber vulnerado la seguridad de los consumidores.