Con protesta en el Parque Araucano vecinos de Las Condes rechazarán Línea 7 del Metro

Decididos a que no ocurra lo mismo con el Parque Los Domínicos, donde está la estación terminal de la Línea 1 en el sector oriente, los residentes se aprestan a una serie de movilizaciones para evitar la construcción del trazado, partiendo por una manifestación este sábado en el recinto.

512

En la posible destrucción de las áreas verdes y el aumento de la delincuencia en el sector, vecinos y autoridades municipales de Las Condes fundamentaron su rechazo al nuevo trazado de la Línea 7 que Metro pretende realizar y que requiere la intervención del Parque Araucano.

Según indicaron a La Tercera residentes y concejales de la comuna, el proyecto que ya ingresó al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA), contempla una estación en ese pulmón verde y de recreación emplazado entre las calles Alonso de Córdova, Cerro Colorado y Avenid Manquehue.

Esta situación, indicaron, sometería al recinto a un impacto parecido al que tuvo el Parque Los Domínicos, donde fue construida la estación terminal de la Línea 1 del tren urbano en el sector oriente.

“Esa intervención que quiere hacer el Metro es desarmar el parque. Es hacer lo mismo que hicieron en el parque Los Domínicos”, explicó la presidenta de la junta de vecinos Cerro La Gloria, Mónica Silva.

Asimismo, puntualizó, cuando “llega el Metro y llegan los delincuentes. Tú no puedes estar tranquila, aunque esté lleno de cámaras”, recalcó.

Por ello, el movimiento de vecinos propone que la futura estación se construya en el Mall Parque Arauco, con una extensión de la estación Estoril.

“Entendemos que el Metro trae beneficios para la ciudad, pero como municipio no nos hemos sentido escuchados (…) No vamos a permitir que la estación se haga dentro del Parque Araucano”, manifestó el concejal Patricio Bopp (UDI).

Su colega de DC, Felipe de Pujadas, complementó el argumento diciendo que “no puede volver a ocurrir lo que pasó con el parque Los Domínicos. Soy vecino y vi cómo se deterioró progresivamente con la instalación del Metro”.

A su turno, la empresa aludida precisó que “una vez que concluya el proceso (de evaluación) y luego de evaluar las observaciones, Metro debe responder formalmente en las instancias correspondientes, tal como establece la reglamentación medioambiental, y como ha sido con todos los proyectos de nuevas líneas”.