Portugal: primer ministro socialista António Costa logra amplia victoria en legislativas

De acuerdo con estos números, Costa aparece al frente con el 36,65% de los votos, un apoyo que le permitiría ampliar su bancada en el Parlamento de 85 bancas a por lo menos 106. Así, Portugal pasa a ser uno de los únicos casos en Europa donde los socialistas gobiernan y donde la extrema derecha no gana terreno.

80

El primer ministro socialista António Costa, en el poder gracias a una alianza con la extrema izquierda, logró una amplia victoria en las elecciones legislativas del domingo en Portugal, según resultados prácticamente definitivos del escrutinio.

De acuerdo con estos números, Costa (PS) aparece cómodamente al frente con el 36,65% de los votos, un apoyo que le permitiría ampliar su bancada en el Parlamento de 85 bancas a por lo menos 106.

En tanto, el candidato del Partido Social Demócrata (PSD, centroderecha), Rui Rio, se sitúa en un lejano segundo lugar, con el 27,9% de los votos. Así, la bancada del PSD en el Parlamento se reduciría de las actuales 89 bancas a 77.

Sin embargo, estos números aún no le dan a Costa, de 58 años, una mayoría absoluta en el Parlamento, de forma que se vería ante la necesidad de negociar un frente, apoyándose en alguna de las bancadas de la izquierda en el legislativo.

En un rápido encuentro con sus partidarios, Costa expresó su satisfacción por los números del escrutinio y adelantó que estaba listo para “renovar la experiencia” de formar una alianza con partidos situados a la izquierda del Partido Socialista.

“La estabilidad es esencial para la credibilidad internacional de Portugal y para atraer inversiones. El PS va a esforzarse para lograr las soluciones que aseguren esa estabilidad en el conjunto de la legislatura”, dijo.

El Bloque de Izquierda, que dispone de 19 bancas en el Parlamento, adelantó que estaba “listo para negociar (con el PS) un acuerdo para ayudar a la estabilidad del país”, según declaraciones de su dirigente Catarina Martins.

A su vez, el bloque de los comunistas podría verse ligeramente reducido en estas elecciones, pero ese partido estaría dispuesto a conversar con el PS para aportar al menos una docena de bancas.

Así, Portugal pasa a ser uno de los únicos casos en Europa donde los socialistas gobiernan y donde la extrema derecha no gana terreno.

Tras años de recortes económicos aplicados a cambio de un rescate internacional acordado a Portugal en 2011, en plena crisis de la deuda, la economía del país va mucho mejor.