Director de “El quinto elemento”: “Es mentira, no he violado a ninguna mujer”

Es la primera vez que Luc Besson se expresa al respecto desde que un juez de instrucción de París retomó la investigación sobre esta acusación presentada por Sand Van Roy, de 28 años, después de que el caso fuera archivado en un primer momento.

317

El director francés Luc Besson desmintió las acusaciones de violación de una joven actriz belgo-holandesa, calificándolas de “mentiras” en una entrevista exclusiva que será difundida el martes por una cadena de televisión francesa.

Es la primera vez que el cineasta, famoso por dirigir filmes emblemáticos como “Nikita”, “El perfecto asesino” y “El quinto elemento”, se expresa al respecto desde que un juez de instrucción de París retomó la investigación sobre esta acusación presentada por Sand Van Roy, de 28 años, después de que el caso fuera archivado en un primer momento.

“Esta historia es una mentira de la A a la Z. No violé a esta mujer, no he violado a una mujer en mi vida. Nunca he levantado la mano a una mujer. Nunca he amenazado a una mujer. Nunca he obligado físicamente o moralmente a una mujer a nada. Nunca he drogado a una mujer como he leído en algún lugar. Es una mentira”, afirma Besson a la cadena BFMTV, según extractos de la entrevista difundidos este lunes.

El director admite haber cometido “errores” y mantenido una “relación de dos años” con esta actriz que desempeña un papel menor en “Taxi 5”, producida por Besson.

“He traicionado a mi mujer y a mis hijos. No sólo me ha pasado una vez, me ha pasado varias veces en 20 años de matrimonio…”, agrega el director, de 60 años y casado con la productora Virginie Besson-Silla.

Sand Van Roy lo denunció por violación el 18 de mayo de 2018, al día siguiente de una cita en un hotel de lujo parisino.

Dos meses más tarde, la actriz denunció otras violaciones y agresiones sexuales cometidas, según su declaración, durante dos años de relación con “dominio profesional” por parte de Besson.

Otras ocho mujeres lo acusaron posteriormente de gestos inapropiados, e incluso de agresiones sexuales, en testimonios recogidos por el diario francés Mediapart y cuyos hechos ya habrían en su mayoría prescrito.