Oftalmólogos cuestionan fallo que permite a las ópticas recetar lentes

A juicio del gremio la derogación por parte del TC del artículo que impide a estos negocios realizar sus propios exámenes optométricos para prescribir anteojos, ya que en su opinión tendrá efecto negativo en la salud pública.

152

Un mal diagnóstico realizado al margen de la red de salud reconocida por la autoridad sanitaria, puede incrementar el riesgo de que patologías de alta prevalencia, como glaucoma y retinopatía diabética, no se detecten a tiempo, con un daño irreparable para miles de chilenos”, sentenció la Sociedad Chilena de Oftalmología (Sochiof).

La entidad manifestó así su parecer sobre la resolución del Tribunal Constitucional (TC) de declarar la inconstitucional la prohibición de tener optómetras o técnicos oftalmólogos en óptimas tendrá impactos negativos en el ámbito de la salud pública.

Cabe recordar que la decisión de dejar sin efecto el artículo 126, inciso segundo del Código Sanitario decretada por organismo que revisa y vela porque las leyes no transgredan la Carta Fundamental, y por ello el gremio lamentó que se esté abriendo la puerta a la desregularización de las actividades en torno a la salud visual del país.

Derogar la norma vigente expone a la población a riesgos sanitarios reales y concretos, pues da paso a la instalación de consultas de profesionales de la salud visual al interior de las ópticas sin ninguna justificación sanitaria, con amplias y severas repercusiones para la población, como consecuencia de la proliferación de espacios de escaso control y fiscalización”, manifestaron desde la sociedad a través de un comunicado.

Asimismo, aseguraron que la prohibición que estaba en el Código Sanitario tenían como fundamento “proteger la salud pública al evitar la proliferación de recintos de prescripción donde la capacidad de fiscalización será nula; y en segundo lugar, el de evitar un potencial e inminente conflicto de interés: prescribir y vender en un mismo recinto”.

Finalmente, dijeron confiar en que la autoridad y el Congreso “no permitirán que la salud visual de todos los chilenos quede en una situación desregulada, al servicio de negocios particulares, e impulsarán todas las medidas necesarias para garantizar a los chilenos que sus patologías de salud sean atendidas y resueltas por los profesionales idóneos en la red asistencial reconocida”.