Subsecretario de las Culturas anunció nueva institucionalidad para las artes visuales

Juan Carlos Silva fue uno de los expositores en el conversatorio “Arte Contemporáneo: Coleccionismo, Galerismo, Mercado, Institucionalidad”, organizado por la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo (AGAC).

154

En la Sala Vitacura de la Municipalidad de Vitacura, se realizó el conversatorio “Arte Contemporáneo: Coleccionismo, Galerismo, Mercado, Institucionalidad”, en el que intervinieron Juan Carlos Silva, subsecretario de las Culturas y las Artes; Boris Hirmas, empresario y coleccionista de arte contemporáneo; Isabel Aninat, presidenta de la Asociación de Galerías de Arte Contemporáneo (AGAC); y Claudio Golonbek, economista y autor del  libro “El club del millón de dólares & el mercado del arte en el siglo 21”. 

Al evento, organizado por AGAC, con el fin de abrir un espacio de reflexión sobre el arte contemporáneo como parte del patrimonio del país, asistieron, entre otros, representantes de las galerías de arte, coleccionistas, economistas y autoridades.

El subsecretario de las Culturas y las Artes, Juan Carlos Silva, se refirió al rol del Estado en el desarrollo y fomento del sector, en específico al trabajo que realiza su cartera en el ámbito de las artes visuales. La autoridad anunció para el próximo año la creación de una subsecretaria ejecutiva de artes visuales con el propósito de ponerla al mismo nivel de relevancia y jerarquía que el sector del libro, la música, el audiovisual y las artes escénicas.

En su intervención, Silva se refirió a las políticas de apoyo con que cuenta el ministerio vía fondos de cultura, que en el caso del Fondart para el 2020, se ha presupuestado 1.300 millones de pesos para las modalidades de creación, investigación y difusión.

Adicionalmente, se crea un nuevo programa por 7.300 millones para organizaciones culturales, en sinergia con los proyectos financiados históricamente por los Fondart, y que “va a permitir que las organizaciones salgan de la anualidad que indica la ley de presupuesto. Adicionalmente el presupuesto trae un programa específico para artes visuales por 1700 millones de pesos para que “cuando se cree la nueva subsecretaria ejecutiva de artes visuales, también venga aparejada de recursos que al final le permitan desarrollar bien  los programas”, apuntó Silva.

Por su parte, el empresario y coleccionista Boris Hirmas contó que como muchas personas se inició comprándoles obras a sus amigos artistas, para después aumentar su interés en el tema con las visitas a ferias comerciales. Confesó que su motivación reside en que “coleccionar es una excusa para poder estudiar, debatir y encontrar a otras personas. En mí caso es muy importante conocer a los demás actores de la comunidad cultural: las instituciones, el artista, los otros coleccionistas, las galerías, los editores”.  Además, se refirió a las diferencias del coleccionista con las colecciones de instituciones privadas o públicas. La colección de un privado es “es el reflejo de una persona” en cambio las otras son el reflejo de políticas preestablecidas.

En tanto, el economista argentino Claudio Golonbek abordó en su exposición la evolución del mercado del arte contemporáneo, en especial en el contexto de Latinoamérica,  y su nuevo estatus como opción de inversión financiera. Hizo ver que la cotización de los artistas latinoamericanos en los últimos años, en relación a lo que ocurría a fines del siglo XX, está más baja.  Para Golonbek lo que ha ocurrido es que “ha habido en los últimos 20 años un fuerte ampliación de la oferta global, con una fuerte expansión de los formatos comerciales (ferias y galerías) y ha cambiado el gusto estético  de la sociedad y los coleccionistas”. Para el economista la estrategia de posicionamiento del arte latinoamericano debiera buscar el tono y color local para “ser competitivos en lo propiamente en el arte contemporáneo”.   

Isabel Aninat, presidenta  de AGAC, por su parte, valoró la participación del público y los expositores y señaló en su exposición que “el arte y todas las instancias que participan de esta actividad necesitan generar vínculos fuertes y de confianza para su buen desarrollo” e hizo un llamado “al trabajo mancomunado y en conjunto para que Chile, un país alejado en el mundo, que tiene una voz afónica, tenga una voz fuerte para sus excelentes artistas”.