Círculo de Trump prepara su defensa ante “acoso” demócrata para destituirlo

Tanto el secretario de Estado, Mike Pompeo, como el abogado del mandatario y exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, cuestionan el derecho de los comités liderados por los demócratas a exigirles documentos y sugirió que el gobierno está preparado para dar la lucha en los tribunales.

96

Tanto el secretario de Estado, Mike Pompeo, como el abogado del mandatario y exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, cuestionan el derecho de los comités liderados por los demócratas a exigirles documentos y sugirió que el gobierno está preparado para dar la lucha en los tribunales.

El círculo próximo de Donald Trump rechazó con fuerza el martes el procedimiento para un juicio político al presidente de Estados Unidos, acusando a los demócratas de “acoso” e “intimidación” al pedir testimonios de cinco diplomáticos sobre el llamado escándalo ucraniano.

Tanto el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, como el abogado del mandatario, Rudy Giuliani, rechazaron el calendario que intentan imponerles la oposición en la Cámara de Representantes, debido a la denuncia sobre el supuesto pedido con visos de presión a su par de Ucrania para interferir en la campaña electoral.

En una carta dirigida al Congreso, Pompeo alegó que la citación de la Cámara a él y a otros diplomáticos “sólo puede ser entendida como un intento de intimidación, acoso y una forma impropia de tratar a distinguidos profesionales del Departamento de Estado”.

“Déjenme ser claro: no voy a tolerar este tipo de tácticas y voy a usar todos los medios a mi disposición para impedir y exponer cualquier intento de acoso a estos profesionales dedicados a los que estoy orgulloso de liderar y de servir”, señaló Pompeo en Twitter.

Además, consideró que las notificaciones tienen “profundas deficiencias legales y de procedimiento” y que las declaraciones de los funcionarios programadas a partir de este miércoles “no son factibles”. 

Pompeo no precisó, sin embargo, si los diplomáticos en cuestión podrían comparecer ante los legisladores en otras fechas.

También cuestionó el derecho de los comités liderados por los demócratas a exigirles documentos y sugirió que el gobierno estaba preparado para llevar la lucha a los tribunales.

Los congresistas opositores investigan si Trump presionó de forma inadecuada al nuevo presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, pidiéndole información que pudiera perjudicar al exvicepresidente Joe Biden, quien se perfila como su principal rival para las elecciones de 2020 al encabezar las preferencias entre los demócratas.

PROBLEMAS LEGALES Y CONATITUCIONALES

La reacción de Pompeo llega después de que Giuliani sugirió que podría no cumplir con la citación emitida el lunes por los tres comités.

El republicano que fue alcalde de Nueva York, alegó que los jefes de los Comités de Inteligencia, Asuntos Exteriores y Supervisión de la Cámara habían “prejuzgado” el caso.

“Plantea problemas importantes relativos a la legitimidad y problemas constitucionales y legales”, dijo. “Se le dará la debida consideración”.

Las reacciones muestran que la administración está preparando líneas firmes de resistencia contra la investigación sobre presunto abuso de poder, comandada por el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara, Adam Schiff.

DIPLOMÁTICOS CONVOCADOS

Es probable que el Departamento de Estado y la Casa Blanca intenten limitar lo que los diplomáticos puedan expresar ante los comités.

Schiff lanzó la investigación el viernes después de que un memorando resumido de la Casa Blanca sobre la conversación del 25 de julio de Trump con Zelensky respaldara los señalamientos de un denunciante anónimo de que Trump buscó la interferencia de Ucrania para ayudar en su intento de reelección el próximo año, y luego intentó ocultar el hecho.

Pompeo fue una de las muchas personas que escucharon la llamada, en la que, según el registro oficial, Trump habló poco más allá de su deseo de cooperación de Ucrania en perjuicio de Biden y la actividad de su hijo en una empresa de gas de ese país.

Además de citar a Pompeo y pedirle documentación, Schiff convocó a cinco diplomáticos activos y retirados.

Entre ellos, figura Marie Yovanovitch, quien fue removida a principios de 2019 como embajadora de Estados Unidos en Kiev tras aparentemente resistirse a que se presionara a Zelensky, y Kurt Volker, exenviado especial a Ucrania y quien estaría involucrado en los esfuerzos de Giuliani para obtener la cooperación ucraniana.

Los comités dijeron que investigan “hasta qué punto el presidente Trump puso en peligro la seguridad nacional” con esa presión, poniendo como condición la liberación de ayuda para seguridad de Ucrania frente a su vecino Rusia.

Mientras, Trump se ha dedicado a atacar a Schiff y otros demócratas, pero también al denunciante -un miembro de la CIA, según medios-, aunque políticos de ambos bandos ya lanzaron su advertencia. “Esta persona parece haber seguido las leyes de protección de denunciantes y debe ser escuchada y protegida”, dijo el senador republicano Chuck Grassley.