En histórico plebiscito vecinos de San Pedro de La Paz lograron protección de laguna y humedal

Este proceso fue considerado un hito para la comuna penquista e inédito para el país, por ser el primero que busca considerar la voluntad de vecinos y vecinas en la planificación de la ciudad en la que residen.

155

El 95% de los casi 15 mil votos del plebiscito comunal realizado el domingo en San Pedro de La Paz, Región del Biobío, le dijo sí a la modificación del plan regulador para proteger al humedal Los Batros y la laguna Junquillar.

Aunque se requerían 41 mil participantes, la mitad del padrón electoral de la comuna, para que el resultado fuera vinculante, el alcalde Audito Retamal se comprometió a respetar la voluntad popular para evitar la construcción de un centro comercial y un proyecto inmobiliario, respectivamente.

“Vamos a buscar todos los mecanismos legales que nos permitan defender el humedal Los Batros, hay una voluntad ciudadana que debemos respetar. Nuestra gestión ha protegido el patrimonio natural y el plan de desarrollo comunal nos ha indicado transformarnos en una ciudad parque”, señaló la autoridad.

Asimismo, Retamal llamó a los parlamentarios a legislar para lograr plebiscitos para “no sólo defender los humedales, defender el tema de la AFP, de la salud, la propiedad del agua que está en manos de privados. Chile es el único país del mundo que tiene privatizadas sus aguas”.

Con esto, dijo, “queremos que a través de los plebiscitos, los ciudadanos se vayan acostumbrando a esta mecánica y podamos lograr en cada una de estas situaciones”.

SUbrayó que, por primera vez, durante muchos años, no se había hecho un plebiscito. “Creo que este es el primer paso de una decisión bien pensada, bien respaldada, de no sólo dos o tres opiniones, no sólo la del concejo, no sólo la de organismos que quieren lo mismo que nosotros. Lo que ha ocurrido es que 15 mil personas han expresado su voluntad”, enfatizó.

Este proceso fue considerado un hito para San Pedro de la Paz y un hecho inédito en el país, por ser el primero que busca considerar la voluntad de vecinos y vecinas en la planificación de la ciudad en la que residen.