Banco Santander deberá compensar a más de 36 mil clientes por cobros indebidos

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) notificó que el Banco Santander deberá compensar a más de 36 mil clientes con cerca de $886 millones, luego que fueran afectados por cobros de comisiones relacionadas con la Súper Línea de Protección.

7143

El Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) notificó que el Banco Santander deberá compensar a más de 36 mil clientes con cerca de $886 millones, luego que fueran afectados por cobros de comisiones relacionadas con la Súper Línea de Protección.

El Sernac, indicó que los pagos comenzarán a informarse a partir de la próxima semana, y el dinero será entregado a través de un abono a la cuenta corriente o cuenta vista del usuario.

En caso de que la persona ya no sea cliente, el pago se realizará mediante un vale vista bancario, teniendo el período de dos años para cobrarlo.

El director del Sernac, Lucas Del Villar, sostuvo que los cobros de comisiones eran injustificados, de acuerdo a la postura del servicio.

“A través de este acuerdo logramos compensar a los consumidores afectados, pero lo más importante, es que se ratifica el derecho a cobros justos, transparentes y por servicios efectivamente prestados. No es aceptable que, porque los consumidores enfrentaron una situación económica complicada y tuvieron que recurrir a su línea de sobregiro, sufrieran cobros que no tenían ninguna justificación”, detalló Del Villar.

En cuanto al monto máximo que podrá recibir un cliente afectado, este alcanzará los $1.400.000, aunque desde el banco aseguraron que el promedio llega a cerca de $48 mil.

Por su parte, el Banco Santander informó que los pagos se realizarán en dos grupos.

El primero beneficiará a los consumidores (19.872 personas) que contrataron el producto y sólo lo utilizaron entre 2009 y 2012, es decir, antes de la entrada en vigencia de la Ley 20.555 del Sernac Financiero. Aquí el banco desembolsa $110 millones.

El segundo grupo beneficiará a 16.169 personas que contrataron el producto y fueron afectados por cobros ocurridos entre marzo de 2012 y febrero de 2016, fecha en que cesaron los cobros. Para este ítem, la entidad bancaria dispondrá de $775 millones.