Atención: Elige bien dónde te haces la manicure

Karin del Campo, académica de Tecnología Médica de la Universidad San Sebastián (USS) explica los riesgos de realizarla con implementos no esterilizados. Pone de relieve la importancia de acudir a servicios que hagan un manejo adecuado de los instrumentos con los que trabajan.

390

Alarma causó el caso de una mujer que casi pierde su mano tras realizarse una manicure. El caso fue protagonizado por una estadounidense que, tras dejar el centro de estética donde se la practicó, comenzó a sentir molestias en el dedo pulgar donde accidentalmente recibió un corte.

Esta situación la obligó a ir a un hospital donde descubrieron que había contraido una bacteria carnívora, la que rápidamente causó daños en su piel.

Karin del Campo, académica de Tecnología Médica de la Universidad San Sebastián, encargada del área de Microbiología de la carrera, señala que “en este caso hay varias bacterias que pueden causar problemas dérmicos, pero una de las más importantes es Streptococcus pyogenes”.

“La enfermedad que produce la bacteria es la fascitis, una lesión a nivel dérmico que provoca una necrosis (en este caso de los tejidos) por la liberación de algunas toxinas y algunos factores de virulencia que libera este patógeno”, detalla.

La académica añade que “esta bacteria se contrae, generalmente, cuando la piel presenta algún tipo de lesión y genera una puerta de entrada para que este patógeno ingrese. Normalmente no produce infección, ya que la incidencia es baja”.

Asimismo, sostiene que “va a tener relevancia si el paciente presenta algún tipo de inmunocompromiso asociado, ya sea cáncer, VIH, o cualquier otra condición que predisponga una complicación mayor, como le ocurrió a la mujer que tuvo esta fascitis necrotizante, ya que padecía de diabetes”.

La profesional pone de relieve la importancia de acudir a servicios que hagan un manejo adecuado de los implementos con los que trabajan.

“Lo ideal es siempre mantener las condiciones básicas de higiene y si son centros de estética, con mayor razón. Ojalá estén esterilizados los elementos que se utilicen para hacer cortes, como por ejemplo, el retiro de cutículas. La clave para prevenir es mantener los niveles de higiene correctos”, remarca.