Gobierno británico ayudará a 9 mil empleados afectados por quiebra de Thomas Cook

Las autoridades siguen trabajando para que regresen al Reino Unido los clientes que se encontraban de vacaciones en todo el mundo, principalmente en el Mediterráneo, y por su lado la autoridad aeronáutica está haciendo lo propio para traer de vuelta a pilotos y tripulación.

78

El ejecutivo británico aseguró este miércoles hará todo lo posible para ayudar a los cerca de 10 mil empleados que perdieron su trabajo en el país debido a la repentina quiebra del operador turístico Thomas Cook.

“El gobierno trabaja para que los 9 mil exempleados de Thomas Cook en el Reino Unido (…) reciban el apoyo que necesitan”, declaró el ministro de Transportes, Grant Shapps, ante el parlamento.

Asimismo, precisó que los centros de empleo de Reino Unido están en contacto con el liquidador público a cargo del proceso de cese de la casi bicentenaria firma, pionera en viajes grupales.

Contactado por la AFP, el liquidador confirmó que algunos de los empleados británicos del histórico operador turístico ya fueron notificados de su despido, y que otros seguían trabajando para ayudar en la repatriación de decenas de miles de pasajeros que quedaron en el extranjero.

De momento, la sede del grupo en Peterborough, en el este de Inglaterra, sigue abierta.

Por otra parte, las autoridades siguen trabajando para que regresen al Reino Unido los clientes que se encontraban de vacaciones en todo el mundo, principalmente en el Mediterráneo. 

Se prevé que la operación dure dos semanas, ya que un 20% de los turistas británicos fueron repatriados entre el lunes y el martes, es decir, unas 30 mil personas.

La Autoridad de Aviación Civil (CAA) británica anunció que también está trabajando en la repatriación de los pilotos y tripulantes de cabina de Thomas Cook, que estaban en el extranjero en el momento de la quiebra, anunciada repentinamente el lunes de madrugada.

Shapps confirmó que se abrió una investigación sobre las responsabilidades en esta estrepitosa bancarrota, incluida la de los ejecutivos que recibieron cuantiosas remuneraciones y primas en los últimos años a pesar del deterioro de la salud financiera del grupo.

El liquidador público tiene “la facultad de solicitar el reembolso de las primas en determinadas circunstancias”, advirtió.