Essal acusó a la Superintendencia de imparcial: “No se justifica caducar la concesión”

La empresa sanitaria entregó sus descargos por su responsabilidad en el prolongado corte del servicio de agua potable que afectó a Osorno en julio pasado.

154

La sanitaria Essal presentó sus descargos a la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) tras el prolongado corte del suministro en Osorno en julio y reiteró que no se dan las condiciones legales para caducar la concesión, acusando a la entidad fiscalizadora de “imparcial”.

La empresa, a través de un comunicado, manifestó que “el incidente ocurrido en julio fue un hecho puntual y aislado en el contexto histórico del servicio que ha prestado Essal en la ciudad. Por tanto, no estamos en presencia de un hecho reiterado como lo establece la legislación para la caducidad de la concesión”.

Para Essal, tampoco ha existido un incumplimiento permanente del servicio que presta la sanitaria, haciendo alusión en este punto a los dictámenes de la SISS para casos precedentes respecto a otras empresas sanitarias.

La firma aseguró que la compañía está absolutamente comprometida con la comunidad, además de ser viable económica y técnicamente, por lo que anunció una millonaria inversión en la zona donde opera.

“Por ello y para reforzar una mejor calidad del servicio que presta a los ciudadanos, el documento de descargos refiere un Plan de Inversiones de 155 mil millones de pesos para el territorio bajo su concesión”, dice el texto.

Essal recalcó que “cumple con todas las condiciones que establece la legislación sanitaria para seguir prestando sus servicios, por lo que no se justifica una medida tan extrema como la caducidad de la concesión. Esta compañía es totalmente viable para continuar prestando el servicio, lo que se respalda en su trayectoria, su especialidad técnica y su fuerte plan de inversiones futuro”.

Sobre la crisis de Osorno, la empresa aseveró que “existió un manejo diligente del evento, acorde a los Planes de Emergencia concordados con la autoridad”, agregando que se “garantizó seguridad del suministro.

Finalmente, criticó la postura de la SISS, acusándola de imparcial.

“A través de los medios, la autoridad en terreno emitió diversos juicios preliminares sobre las sanciones y caducidad de la compañía, previo a contar con la totalidad de los antecedentes técnicos y de las alegaciones de la sanitaria”, dice la compañía en su comunicado.