Trump prefiere no reunirse con su par iraní para abordar ataques a Arabia Saudita

En tanto, el ministro de Energía saudí, príncipe Abdel Aziz bin Salmán, anunció este martes que la producción de petróleo de su país será restablecida a fines de septiembre.

81

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que no está interesado en reunirse con su homólogo iraní, Hasan Rohani, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas que se realizará la próxima semana en Nueva York. 

Nunca descarto nada, pero prefiero no reunirme con él”, dijo el gobernante estadounidense, luego de haber insinuado en su deseo de alguna forma de encuentro al margen de la cita multilateral, en medio de la ola de declaraciones de ambos gobiernos en torno a presuntas responsabilidades en el ataque perpetrado el sábado a dos plantas petrolera de Arabia Saudita.

PRODUCCIÓN DE CRUDO SERÁ RESTABLECIDA

En tanto, el ministro de Energía saudí, príncipe Abdel Aziz bin Salmán, anunció este martes que la producción de petróleo de su país será restablecida a fines de septiembre.

“La producción volverá a la normalidad a finales de septiembre”, dijo el secretario de Estado, durante una conferencia de prens, en la ciudad portuaria de Jeddah, en el oeste de Arabia Saudita.

El funcionario señaló que su país había recuperado la mitad de su producción perdida tras el atentado con drones, que disparó los precios del crudo.

El hecho hizo caer a la mitad la producción de petróleo del país, 5,7 millones de barriles diarios menos que representan aproximadamente un 6% del suministro mundial.

Asimismo, un alto funcionario de Aramco aseguró que la agresión no modificará el proyecto de salida a bolsa del gigante petrolero saudita. “Seguirá como previsto, no vamos a detener nada”, aseguró.

Por otra parte, el ministro de Energía saudita aseguró que su país “no sabe quién está detrás” de esos ataques. 

El sábado, los rebeldes hutíes chiitas de Yemen, que tienen el apoyo iraní, reivindicaron el ataque a las instalaciones sauditas de Abqaiq -la mayor planta de tratamiento de petróleo del mundo– y al campo petrolero de Jurais, en el este de Arabia Saudita.

No obstante, varios funcionarios estadounidenses, entre ellos el secretario de Estado Mike Pompeo y el ministro de Defensa Mark Esper, acusaron a Irán de ser responsable del ataque.

Los responsables sauditas habían dicho que el ataque utilizó “armas iraníes”, aunque no acusaron directamente a Irán, su rival regional.

Bajo anonimato, un funcionario de Estados Unidos dijo este martes a la AFP que su país está seguro de que el ataque contra las instalaciones petroleras se realizó desde suelo iraní y que se usaron misiles de crucero.