Embargarán bienes a Eduardo y Francisco Frei si no pagan deuda de $130 millones

Así lo dispuso el magistrado que ve la demanda interpuesta por una entidad bancaria en contra del expresidente y su hermano, si es que éstos no saldan la millonaria deuda.

538

El ministro de fuero Guillermo de la Barra, quien sustancia la demanda presentada por Scotiabank en contra del expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle y su hermano Francisco, por una deuda impaga que supera los $130 millones, dictó su primera resolución.

Dispuso que de no liquidar prontamente dicha suma, dictará el embargo de los bienes para que respondan con éstos, informó radio Bío Bío.

La diligencia, señala el dictamen, se debe realizar por intermedio de un ministro de fe en contra de Francisco Frei en su calidad de deudor principal y Eduardo Frei como codeudor solidario.

Esta no es el único requerimiento de la entidad bancaria que incluye al exgobernante. De hecho ingresó otra de similares características, donde reclama la cancelación de casi $279 millones.

En esta última causa se designó a la ministra Dobra Lusic, quien se inhabilitó la semana pasada, sin que hasta ahora se haya nombrado a su reemplazo.

Francisco Frei enfrenta más de diez acciones similares, pero en los tribunales civiles, como representante de las firmas Almadena y Saturno, vehículos de inversiones del ex gobernante y su esposa Marta Larraechea.

En ninguno de estos juicios, ha designado abogado patrocinante.

El monto que se le reclama al menor de los hermanos Frei Ruiz-Tagle, suma al menos, supera los $3 mil millones, aunque en círculos cercanos al exmandatario, se habla de una cifra superior a los $7 mil millones.

En un hecho particular, el ministro De la Barra resolvió también que el caso se tramitará en un expediente “material”, ya que no se puede hacer lo propio en el sistema informático judicial.

En paralelo, la Fiscalía Centro Norte instruye una indagatoria por estafa y falsificación, luego que Francisco Frei se autodenunciara por la comisión de esos delitos, con miras a constituir la atenuante calificada, para rebajar la sanción penal en caso de una condena.