Maduro sostiene que informe crítico de Bachelet está plagado de “mentiras”

El gobernante venezolano cuestionó en tono personal a la alta comisionada de la ONU por el nuevo texto e incluso le preguntó si acaso actúa así por envidia o por estar en contra de la revolución bolivariana.

125

“Repite mentiras, mentiras y mentiras, sin mostrar pruebas, sin comprobarlas, sin testimonios, sin nada, miente, miente, Michelle Bachelet”, espetó el presidente venezolano, Nicolás Maduro, al acusar a la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, de elaborar un informe carente de fundamento sobre la violación de las garantías fundamentales de los ciudadanos.

Así reaccionó el cuestionado gobernante en una cadena de radio y televisión al último reporte de la representante de Naciones Unidas, que sostiene que ha recibido informes sobre nuevas ejecuciones extrajudiciales y torturas a opositores en el país petrolero.

Maduro se dirigió a Bachelet con esas palabras, incluso como si el accionar de la expresidenta tuviera tintes personales en su contra al presentar otro duro informe sobre la situación en Venezuela.

El texto documenta posibles ejecuciones extrajudiciales de una unidad especial de la policía, conocida como FAES, torturas y maltrato de personas “arbitrariamente privadas de su libertad, en particular de militares”.

En un primer reporte presentado el 5 de julio pasado, la comisionada denunció la “erosión del Estado de derecho” en Venezuela, advirtiendo también que las sanciones internacionales agravaban la crisis en el país.

Maduro criticó que Bachelet siga “mintiendo” pese a que su gobierno le diera “cifras oficiales” sobre la situación en el país, sumido en la peor crisis socioeconómica de su historia moderna, que ha provocado el éxodo de 3,6 millones de personas desde principios de 2016.

“¿Qué tiene Michelle Bachelet contra la Revolución Bolivariana? ¿Qué guarda ella contra nosotros? ¿Por qué su envidia? ¿Por qué su mezquindad, su actitud negativa? Michelle Bachelet, arrepiéntete”, lanzó, enzarzado en su país en una pugna por el poder con Juan Guaidó, jefe parlamentario reconocido como mandatario interino por medio centenar de países.

Ya Diosdado Cabello, número dos del chavismo y presidente de la oficialista Asamblea Nacional, había desestimado el documento de la ONU, denunciando un “ensañamiento” de la también expresidenta chilena contra Venezuela.