DDHH: Sin acto oficial organizaciones y partidos recordaron a las víctimas del golpe militar de 1973

Con romerías sucesivas a Morandé 80 y el monumento al expresidente Salvador Allende, agrupaciones de familiares de desaparecidos y ejecutados políticos, además del PS, PPD y PC, recordaron a los caídos hace 46 años. En el Congreso hubo 1 minuto de silencio.

223

Homenajes y recuerdos para quienes murieron durante el golpe militar del 11 de septiembre de 1973, realizaron este miércoles partidos políticos de izquierda, organizaciones, familiares y amigos de las víctimas que dejó la intervención militar encabezada hace 46 años por el fallecido general Augusto Pinochet.

Criticando el hecho de que el Gobierno haya optado por no efectuar un acto conmemorativo oficial en La Moneda, la familia Allende liderada por la senadora e hija del extinto expresidente Salvador Allende, Isabel Allende, y la diputada y nieta del mismo, Maya Fernández, caminaron hasta la puerta de Morandé 80 que marca el acceso por donde fue sacado el cuerpo del mandatario que se quitó la vida en medio del bombardeo de la del Ejecutivo.

Allí y en compañía de los timoneles del Partido Socialista, senador Álvaro Elizalde, y del PPD, Heraldo Muñoz, junto otros camaradas y adherentes depositaron claveles rojos en memoria del extinto gobernante y sus colaboradores más cercanos que cayeron con él.

Luego se sumaron los actos del Partido Comunista, la CUT y familiares de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos, además de exonerados por la dictadura.

Siguiendo por la calzada llegaron hasta la estatua erigida en la intersección de las calles Morandé y Moneda donde yace la estatua que recuerda al exjefe de Estado, donde nuevamente fue homenajeado con discursos, flores y consignas.

“Este es un día más que especial, es emotivo, lleno de recuerdos. Obviamente nuestro pensamiento está no sólo con mi padre y sus colaboradores fieles que se quedaron con él y que también muchos de ellos murieron, sino que también pensamos en tantas víctimas, tantos familiares, tantas luchas que se ha tenido que dar en este país por la verdad, la justicia y la reparación”, expresó la senadora Allende.

En cuanto a la decisión del Gobierno de no realizar ceremonias oficiales, la parlamentaria expresó que “no vale la pena hacer un acto si no se siente y creo que ahí hay mucha gente que no tiene ningún sentimiento y parece no haber entendido el dolor que significó ese golpe cívico-militar, la más feroz de las dictaduras que hayamos conocido y las victimas que tuvo”.

Mientras, en el Congreso Nacional, la Cámara de Diputados rindió un minuto de silencio en memoria de las víctimas del régimen militar, cuyos miembros en su mayoría de izquierda, pudieron fotos de éstas y leyendas exigiendo verdad y justicia.

Algunos legisladores oficialistas se restaron de la actividad, lo que fue criticado por la oposición, arguyendo el “negacionismo” que se quiere instalar en esta fecha, como si no hubisese existido.