La PDI detuvo a 13 personas que integraban un clan familiar dedicado al tráfico de drogas en la población El Castillo de La Pintana. El grupo delictual mantenía un patrimonio avaluado en $200 millones, entre propiedades y vehículos.

Las detenciones y los decomisos son resultado de la operación denominada “Rey del pantano”, ya que se realizó en el sector denominado “El pantano” de esa conflictiva población donde hace tres meses se produjo un homicidio y posterior funeral con fuegos artificiales que fue pagado por este grupo narco.

Tres siete meses de investigación con agentes encubiertos, la Brigada Antinarcóticos detuvo al clan que era encabezado por la pareja formada por “El Olf” y “La Rury”, quienes habían organizado con sus familiares los puntos de venta en casas acondicionadas, como también a los vigías en calles aledañas encargados de la seguridad.

La policía incautó 4 vehículos, dos armas de fuego y 1 kilo y medio de droga, entre pasta base, clorhidrato de cocaína y cannabis, además de $1.800.000 en efectivo.

Todos los detenidos serán formalizados por los delitos de tráfico de droga, lavado de activos, asociación ilícita y tenencia de armas.