Explosión de gas: Corte Suprema ratifica multa de $72 millones para el Sanatorio Alemán de Concepción

El centro asistencial privado deberá pagar dicho monto como sanción por no haber declarado dos instalaciones interiores de gas modificadas por éste, compuestas con cuatro mecheros y con dos calderas, respectivamente, lo que constituye una infracción a la normativa vigente.

100

La Corte Suprema dejó a firme la sentencia que rechazó un recurso de reclamación presentado en contra de la decisión de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) que aplicó una multa de 1.500 UTM ($72.529.500) a la Clínica de La Mujer del Sanatorio Alemán de Concepción.

En fallo unánime, la Tercera Sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Sergio Muñoz, María Eugenia Sandoval, Ángela Vivanco y los abogados integrantes Jorge Lagos y Rafael Gómez- mantuvo la decisión que rechazó la reclamación presentada en contra de la sanción.

El 24 enero de este año, la SEC dispuso tres multas a igual número de empresas al cerrar su investigación por la fuga de gas que dio origen a la explosión que afectó al centro asistencial privado el 21 de abril de 2018, que dejó un saldo de tres personas fallecidas y varios heridos.

Las sanciones pecuniarias fueron de 11.000 UTM, equivalentes a $531.883.000, a la empresa Gas Sur; 1.500 UTM, es decir, $72.529.500, al Sanatorio Alemán; y 311 UTM ($15.037.783) a la Constructora ISD.

A Gas Sur se le formularon cuatro cargos: No conservar los estudios, documentos técnicos y planos de la construcción de la matriz interior de gas (empalme) ubicada al interior del Sanatorio.

Asimismo, por no haber adoptado las medidas adicionales de seguridad para proteger dicha matriz, a raíz de la intervención en el trazado del empalme producto de la construcción de escalones para conectar el acceso al estacionamiento.

No haber revisado periódicamente el empalme y por haber conectado las instalaciones de gas y prestado el servicio a instalaciones interiores sin cumplir con las normas legales y reglamentarias, y con las instrucciones impartidas por la SEC, por encontrarse dos de las instalaciones del centro asistencial recibiendo servicio de gas de red sin su correspondiente declaración.

En el caso del Sanatorio Alemán, el cargo fue por no haber declarado dos instalaciones interiores de gas, modificadas por dicho centro asistencial, compuestas, una con cuatro mecheros y la otra con dos calderas, lo que constituye una infracción a la normativa vigente.

En tanto, a la Constructora ISD se le formuló un cargo, por ejecutar obras civiles sin contar con los planos del trazado de las redes de gas, no haber informado el cronograma de obras a la empresa de gas, no haber utilizado procedimientos de excavación apropiados en los casos de cercanías de redes y por no adoptar todas las medidas necesarias para evitar cualquier daño a las redes de gas.