Carabinero apodado “El Nazi” fue condenado por torturas contra ambulantes

Los jueces resolvieron también condenar al suboficial mayor (r) Francisco Arzola por el delito de falsificación de instrumento público, aunque fue absuelto como autor de detención ilegal y amenazas.

1612

El Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago condenó por los delitos consumados de tormentos y apremios ilegítimos en contra de vendedores ambulantes del barrio Meiggs al suboficial mayor (r) de Carabineros Francisco Arzola, conocido como “El Nazi”.

Los jueces resolvieron además condenar a Arzola por los delitos de torturas reiteradas y falsificación de instrumento público, aunque fue absuelto como autor de detención ilegal y amenazas.

En este mismo caso, el carabinero Rodrigo Muñoz fue declarado culpable del delito de apremios ilegítimos.

Ambos condenados se desempeñaban en la 21ª Comisaría de Estación Central.

De acuerdo a la resolución judicial, “en el cumplimiento de sus funciones, y cuando debían dar protección a la ciudadanía (…) pasaron por encima de nuestra legislación y vulneraron gravemente la integridad física y psíquica de ciudadanos, a través de golpes violentos, agresiones y humillaciones”.

La jefa regional Metropolitana del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Beatriz Contreras, valoró positivamente el fallo, señalando que el tribunal dictaminó conforme a los estándares internacionales de derechos humanos, “considerando que los delitos denunciados constituyen una las más graves vulneraciones como son la tortura y otros tratos crueles inhumanos y degradantes”.

En esta causa es querellante, además del INDH, el Consejo de Defensa del Estado y las víctimas a través de la Oficina de DDHH de la Corporación de Asistencia Judicial.

El ahora condenado manifestó, sin embargo, que es inocente de todos los cargos.

“No he cometido ningún acto ilegal, se me ha acusado de falsificación de instrumento público, de violencia innecesaria, de detenciones arbitrarias, lo cual está todo ajustado a reglamento”, expresó Arzola.

La lectura de sentencia quedó fijada para el sábado 14 de septiembre, a las 13:00 horas.