“El Perrito galáctico”: así será la nueva serie animada chilena relacionada con la astronomía

La serie en 3D, creada por la productora Geckoanimación, cuenta la aventura de un típico quiltro chileno que en compañía de su amiga robot A.M.Y. viajan al espacio y luego intentan volver a casa.

175
“El Perrito galáctico”.

“El Perrito galáctico” es una nueva serie animada 3D chilena sobre astronomía que está en proceso de desarrollo y que promete cautivar a los niños en el aprendizaje sobre el espacio, los planetas y la ciencia.

Creada por la productora Geckoanimación, cuenta la aventura de un típico quiltro chileno que en compañía de su amiga robot A.M.Y. viajan al espacio y luego intentan volver a casa, en una odisea que mostrará los secretos de la Vía Láctea.

La serie, que fue creada por Jorge Ovando y César Cabezas, fomentará el conocimiento de la astronomía. Por eso la productora contó con una asesoría de apoyo teórico y científico del Instituto Milenio de Astrofísica y estará enfocado hacia un público infantil entre 6 a 12 años.

Una vez que “Historia de un Oso” obtuvo el Oscar en 2016 -el mismo Jorge Ovando participó en el diseño de producción- varias productoras se interesaron en desarrollar contenidos de ficción con animación para contar historias y así llegar a la tv abierta, cable y plataformas de streaming. En el caso de “El Perrito Galáctico” se busca que su exhibición sea, además, en multiformatos, especialmente full dome, formato que está presente en todos los planetarios de Latinoamérica y que, por primera vez, una serie animada chilena utilizará. Por eso el desarrollo de la historia se pensó para que funcione en 360 grados.  

Cabezas, director creativo de la productora, señaló que esta serie “es una oportunidad para aprender más sobre la astronomía de manera novedosa, práctica e inmersiva. No sólo es un contenido familiar y dirigido a un público infantil chileno, puede ser material para planetarios en toda Latinoamérica, extendiendo el interés por la ciencia a otras latitudes”.

Agregó que “hace unos meses fuimos la capital mundial de la astronomía y anfitriones de un espectacular eclipse que causó la atención de todo el planeta. Tenemos una posición privilegiada en el desarrollo de la astronomía a través de nuestros observatorios y, a pesar de esto, no estamos tan familiarizados con este gran tema que ha cautivado a la humanidad por siglos. En esos días vimos cómo los niños se interesaron por explorar el Universo y eso es un avance en materia educativa que debemos aprovechar con contenidos que se acerquen a su sensibilidad y capacidad de asombro”.