Jornada laboral: Silber prepara indicación para gradualizar proyecto de Vallejo

La idea del legislador es que la aprobación e implementación de la futura ley amortigue el impacto que implicaría una rebaja inmediata y sin tránsito de las horas de trabajo, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas.

340

Un artículo transitorio que busca aplicar en forma gradual la reducción de la jornada laboral a 40 horas, planea introducir el diputado Gabriel Silber (DC) en el proyecto de ley propuesto por la diputada Camila Vallejo (PC), antes de que sea votada el lunes en la comisión de Trabajo y despachada la Cámara para su votación en general.

La idea es que de aprobarse la normativa la rebaja del horario de trabajo se haga en “forma gradual, comenzando en 44 horas, el primer año de vigencia de la ley, disminuyendo una hora anualmente hasta llegar a la jornada de 40 horas el quinto año”, explicó el legislador a El Mercurio.

El legislador demócrata cristiano y miembro de la comisión del ramo, tiene previsto reunirse el lunes con su par comunista y con la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) para explicar la medida que quiere implementar en el texto que está próximo a iniciar su discusión en el Parlamento.

Asimismo, el parlamentario también busca que se establezca una gradualidad especial para las pymes, de modo que las empresas con ingresos anuales iguales o menores a 75.000 UF podrán posponer la aplicación de la reducción de jornada al tercer año de vigencia, “comenzando en 43 horas, disminuyendo dos horas al año siguiente, hasta llegar a la jornada de 40 horas el quinto año”.

Al respecto, Silber explicó que quiere ingresar las indicaciones “para que (la tramitación del proyecto) resulte bien. Tenemos que hacer un foco primero a la gradualidad” y agregó que las pymes “requieren un estatuto distinto. Un proyecto de estas características les va a afectar su ingreso. Es un sector que hay que cuidar”.

Proyecto de diputada Vallejo que busca reducir la jornada laboral a 40 horas se votará este lunes

Monckeberg y jornada laboral de 40 horas: “No es responsable apurar un mal proyecto”