López Obrador condena ataque en bar de México que dejó al menos 25 muertos

El presidente mexicano dijo que las autoridades federales lo investigarían como el producto de un posible conflicto entre la fiscalía del estado de Veracruz, que abarca a Coatzacoalcos, y el crimen organizado.

119

Hombres armados atacaron el martes un bar de la ciudad de Coatzacoalcos, este de México, y provocaron un incendio que dejó al menos 25 muertos y 11 heridos de gravedad, un hecho que estaría relacionado con disputas entre grupos del crimen organizado, informaron este miércoles las autoridades.

El presidente Andrés Manuel López Obrador condenó el ataque “inhumano” y agregó que las autoridades federales lo investigarían como el producto de posible contubernio entre la fiscalía del estado de Veracruz, que abarca a Coatzacoalcos, y el crimen organizado.

Los agresores irrumpieron en el bar “Caballo Blanco” y abrieron fuego contra los asistentes para después provocar un incendio, lanzando bombas molotov, según algunos testigos. Otros dicen que rociaron gasolina para luego prender fuego.

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, dijo en Twitter que los indicios sobre este “deplorable crimen” señalan que uno de los autores materiales de la masacre ya había sido detenido en julio pasado, y liberado 48 horas después por la fiscalía local.

López Obrador confirmó la información de que algunos posibles responsables habían sido detenidos y dejados en libertad previamente, y dijo que su gobierno investigaría “a fondo” tanto el ataque como el presunto enlace entre la fiscalía estatal y grupos criminales.

“Este contubernio, esta asociación delictuosa entre criminales y autoridades, en el caso de que así se demuestre, es corrupción, y es lo que tenemos que ir combatiendo”, apuntó el presidente.

La fiscalía federal y el gobierno de Veracruz informaron que realizan acciones de seguridad en Coatzacoalcos, una ciudad costera frente al mar Caribe, para ubicar a los responsables de la masacre.