Larraín explica ley pagos de sobregiros: “Es una medida de justicia financiera”

La normativa, que entrará en vigencia el 1 de enero de 2020, establece un mecanismo automático que asegura siempre un menor tiempo de utilización de la línea de crédito generando así un menor pago de intereses. 

937

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dio a conocer los beneficios de la nueva ley que regula los pagos de los sobregiros, iniciativa que fue aprobada en el Congreso durante junio de este año.

La normativa, que entrará en vigencia el 1 de enero de 2020, establece un mecanismo automático que asegura siempre un menor tiempo de utilización de la línea de crédito generando así un menor pago de intereses. 

Lo anterior se produce porque se establece que el pago de la línea de crédito será automático, con los abonos que se hagan en la respectiva cuenta corriente, y en el caso de los clientes que no quieran que ese pago sea automático podrán informarlo a su banco. 

Al respecto, Larraín señaló que “esta es una medida de justicia financiera, ya que actualmente si una persona tiene fondos que están inutilizados en la cuenta corriente, el sobregiro no se paga de forma automática”. 

“Con esta nueva ley si la persona tiene fondos en su cuenta corriente va a poder abonarse de forma automática, sin requerir una instrucción de parte del titular de la cuenta corriente”, explicó el ministro en una actividad realizada en la Dirección de Desarrollo Local de la Municipalidad de Providencia junto a 60 emprendedores y vecinos de la comuna.

En esa línea, el dueño de la billetera fiscal afirmó que “hoy día tenemos alrededor de 3 millones de personas que usan sus líneas de crédito en cuenta corriente. El crédito promedio es del orden de $760 mil, lo cual, considerando las tasas de interés vigentes del sobregiro establece un costo mensual -en términos de intereses- del orden superior a los $20 mil”. 

Por último, Larraín detalló que “con las medidas anunciadas ayer (de reactivación económica) tenemos ya del orden de US$ 3.000 millones de aceleración de inversiones, lo que genera tres beneficios importantes”. 

“Primero, estamos resolviendo necesidades de los chilenos con más viviendas, mejores caminos, vías laterales y equipamientos de salud para hospitales, entre otros. Segundo, esto acelera la economía y, tercero, estas iniciativas aumentarán la inversión y, con ello, el crecimiento potencial del país“, concluyó Felipe Larraín.