Lamberto Cisternas y “Ramiro”: “Es una posibilidad” que el Gobierno se haya comprometido a algo que no se cumpla

Vocero de la Corte Suprema sostuvo este martes que “es una situación que normalmente los gobiernos enfrentan, tienen que conversar con otro gobierno y llegar a un acuerdo, tienen que jugársela por la postura que le parece más pertinente".

298

El vocero de la Corte Suprema, Lamberto Cisternas, afirmó que existe la posibilidad de que el Gobierno se haya comprometido a algo que finalmente no se cumpla, al referirse al compromiso de Chile con Brasil para que el exfrentista Mauricio Hernández Norambuena, “comandante Ramiro”, cumpla no más de 30 años de cárcel tras ser extraditado.

En entrevista con radio Cooperativa, el portavoz del máximo tribunal también señaló que “intentos de pauteo siempre se denuncian, particularmente cuando las partes esbozan con fuerza sus argumentos. En este caso, yo miro al Gobierno como una parte, en el sentido de que concurrió a la formación del acuerdo con Brasil para traer a Hernández Norambuena a Chile y, probablemente, comprometió su opinión respecto de qué pena debe aplicarse o puede aplicarse”.

Cisternas añadió que “es una posibilidad (que el Gobierno puede haberse comprometido a algo que finalmente no se cumpla). Es una situación que normalmente los gobiernos enfrentan, tienen que conversar con otro gobierno y llegar a un acuerdo, tienen que jugársela por la postura que le parece más pertinente”.

Sobre las diferencias de posturas en torno a la pena que le resta por cumplir al ex frentista, Cisternas sostuvo que “me parece que el Gobierno estimó que esa era la normativa aplicable y ya se ha visto que Hernández Norambuena y su abogado defensor estiman que no es esa la normativa aplicable o por lo menos no es esa la manera de sumar o restar”. 

En este caso, el ministro en visita Mario Carroza debe definir cuántos años le quedan por cumplir al “comandante Ramiro”, quien fue condenado a dos cadenas perpetuas en Chile por el asesinato de Jaime Guzmán y el secuestro del empresario Cristián Edwards.

Por un compromiso adquirido con Brasil, el exfrentista no debe estar más de 30 años tras las rejas y se le deben computar tres que ya cumplió antes de fugarse desde la Cárcel de Alta Seguridad.

A juicio del Gobierno, restan 27; pero su defensa estima que se le debe conmutar el tiempo que estuvo en prisión preventiva en Brasil mientras se analizaba su extradición.