EEUU contactó a gente del gobierno de Maduro para discutir su salida

Aunque el líder del régimen socialista puso paños fríos a esa información recalcando que las conversaciones han sido con su autorización y en relación a resolver el “conflicto” con Washington, John Bolton, replicó que las tratativas han sido “a sus espaldas”.

154

Estados Unidos discutió con funcionarios del régimen chavista la salida del presidente Nicolás Maduro “a espaldas” gobernante, como también la realización de “elecciones libres y justas” en Venezuela, afirmó este miércoles el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

Sin embargo, el jefe de Estado venezolano aseguró en la víspera que esos contactos de miembros de su administración con altos funcionarios del presidente Donald Trump, se han llevado a cabo bajo su “autorización expresa” y para “buscar regular el conflicto” con Washington.

“Confirmo que desde hace meses hay contactos de altos funcionarios del gobierno de Estados Unidos, de Donald Trump, y del gobierno bolivariano que yo presido bajo mi autorización expresa, directa, varios contactos, varias vías, para buscar regular este conflicto”, dijo, después de una cadena de radio y televisión.

Pero Bolton salió al paso de esas afirmaciones y dijo que “los únicos asuntos” en las conversaciones han sido la partida de Maduro y la convocatoria a nuevos comicios.

“Como el presidente (Trump) ha declarado en repetidas ocasiones, para poner fin al robo de los recursos del pueblo venezolano y la continua represión, Maduro debe irse”, tuiteó Bolton.

Añadió que “los únicos asuntos discutidos por aquellos que están acercándose a espaldas de Maduro son su partida y elecciones libres y justas”.

Trump dijo el martes que su gobierno mantiene conversaciones “a nivel muy alto” con funcionarios de Venezuela para propiciar la retirada de Maduro del poder, a quien tilda de “dictador” y ha impuesto duras sanciones económicas.

“Estamos en contacto, estamos hablando con varios representantes en Venezuela”, dijo entonces el mandatario estadounidense, consultado sobre reportes de un acercamiento de la Casa Blanca a Diosdado Cabello, considerado el líder venezolano más poderoso después del sucesor del fallecido Hugo Chávez.

“Estamos ayudando a Venezuela tanto como podemos. Nos mantenemos al margen, pero la estamos ayudando. Necesita mucha ayuda. Hace 15 años era uno de los países más ricos, ahora es uno de los países más pobres”, apuntó el gobernante.

“No quiero decir quién, pero estamos hablando a un nivel muy alto”, subrayó.

Maduro, cuyo gobierno rompió relaciones con Washington el pasado 23 de enero por reconocer al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino, confirmó esos contactos poco después en cadena obligatoria de radio y televisión.