Excarabinero imputado en caso Catrillanca: “El abogado nos dijo lo que teníamos que decir”

Carlos Alarcón sostuvo que el defensor Cristián Inostroza fue quien instruyó a los funcionarios involucrados en el procedimiento que terminó con la muerte del comunero mapuche, para que entregaran una sola versión del trágico hecho y en la que debían afirmar que fueron emboscados.

542

Ad portas de enfrentar a fin de mes la preparación del juicio oral que lo llevará al estrado, al igual que a otros siete exmiembros de la institución, por el homicidio del joven de origen mapuche, Camilo Catrillanca, el exsargento de Carabineros, Carlos Alarcón, se refirió a la versión falseada del hecho que entregó cuando recién ocurrió.

En entrevista con “El Informante” de TVN, quien fuera miembro de la patrulla del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE), que en medio de un procedimiento por autos robados se topó con el tractor que conducía la víctima en compañía de un menor de edad en Temucuicui, sostuvo que no hubo fuego cruzado que tanto él como sus colegas dispararon hacia el vehículo para disuadirlo de su intento de fuga, ya que no quiso detenerse cuando se le pidió.

Yo realicé el primer disparo, y realicé alrededor de ocho disparos. Disparé a una zona segura, que es cuando no puedo dañar a nadie. Abrí fuego en dirección al tractor, a una parte metálica. Si hubiese existido la intención de querer asesinarlos, lo habría hecho, pero no les disparé. En ningún momento”, aseveró el principal imputado de percutar el proyectil que dio en la cabeza del malogrado joven.

Alarcón enfatizó que lo ocurrido esa jornada nunca fue previsto, ya que los efectivos se dirigían hacia el lugar donde había ocurrido el robo de un vehículo a unas profesoras y que luego de ocurrido el hecho sintió que su carrera llegaba a su fin.

Fue en ese contexto en que él –afirmó- asumió inmediatamente su responsabilidad den haber disparado el primer tiro y los que le sucedieron, sin tener la certeza hasta hoy de que la bala alojada en el cráneo de Catrillanca corresponda a su arma de servicio y que los peritajes preliminares no son cien por ciento confiables.

“Siento que aquí hay que culpar a alguien para calmar al monstruo. Porque si no se acusa alguien, si yo me voy en libertad, va a quedar más la embarrada en la zona de La Araucanía”, afirmó el suboficial dado de baja de la institución, quien acusó, al igual que lo hizo en diciembre pasado su compañero Patricio Sepúlveda, que los obligaron a mentir para que no fueran presos.

“El abogado (Cristián) Inostroza nos dijo lo que teníamos que decir en la declaración ante la fiscalía que nos emboscaron, que nos dispararon, que nunca disparamos al tractor, que éste se cruzó en la línea de fuego. Yo le dije de inmediato: ‘eso no está bien’. Yo estoy asumiendo mi responsabilidad de haber disparado en dirección al tractor”, relató Alarcón.

Añadió que luego, “entró mi jefe directo, mi mayor (Manuel) Valdivieso, quien dice: ‘oye huevón digan lo que se les está manifestando que digan’ y a mí me dijo: ‘di lo que se te está diciendo que digas, o te querí ir preso huevón’”.

También señaló que d lo que más se arrepiente de haber cedido en tergiversar los hechos es “haberle mentido a mi general Soto. Yo no sé si él sabía o no de esto. Me dijo: ‘tengo que ir a declarar al Congreso y necesito que me digas la verdad’. Yo tenía una lucha interna terrible. Al final le dije que habíamos disparado en forma disuasiva, que en ningún momento disparamos en dirección al tractor”.

Finalmente, Carlos Alarcón manifestó que “siento que no ha sido un juicio justo, porque desde el principio a mí se me condenó como asesino, siendo que esa mañana yo no me levanté y me despedí de mi señora y de mis niños con el afán de ir a matar a alguien, es más, yo lucho por la vida, los carabineros luchamos por la vida de las personas, no por andar matado”.

Caso Catrillanca: Reagendan audiencia por licencia médica de la defensa del imputado