Viaje de Greta Thunberg: Retorno de velero generará más emisiones de carbono

Serán cuatro personas las que viajarán en avión para traer de regreso a la embarcación una vez que la joven activista llegue a su destino en Nueva York, lo que incrementará las emisiones contaminantes que ella quería evitar, situación que encendió las críticas hacia ella.

996

El equipo del velero que atraviesa el Atlántico para llevar a Greta Thunber a Estados Unidos, aseguró este domingo que las emisiones de carbono ligadas a su desplazamiento, serán completamente compensadas, en respuesta a la polémica en torno a las condiciones de retorno de la embarcación desde América a Europa.

La adolescente sueca, promotora de un movimiento mundial de lucha contra el cambio climático, salió el 15 de agosto junto a su padre a bordo del velero de competición “Malizia II”, para asistir a la cumbre mundial de la ONU en Nueva York evitando el uso de avión, medio de transporte mucho más contaminante.

Pero un portavoz del navegante de la embarcación, Boris Herrmann, indicó al diario berlinés TAZ que varias personas tomarían el avión a Nueva York para llevar de vuelta el barco a Europa tras la travesía de Greta, incluido él mismo.

El periódico calculó que el trayecto en barco de Thunberg será al final más contaminante que si hubiera tomado el avión, y muchos en las redes sociales han criticado por ello a la joven activista.

“Planeamos este viaje a Nueva York en el último minuto (…) son cuatro miembros del equipo los que traerán el barco”, confirmó a la AFP Holly Cova, responsable del equipo del “Mallizia”. “Todos los vuelos son compensados”, dijo, aunque reconoció que “esta solución es imperfecta”.

Antes de la cumbre de la ONU el 23 de septiembre, Greta Thunberg, que se ha tomado un año sabático, participará en otras muchas cumbres del clima, en Canadá, México y en Chile para otra conferencia de la ONU en diciembre.

Greta Thunberg inicia su travesía a Nueva York en un velero cero emisiones

“La historia de Greta”, la biografía no oficial de la activista medioambiental sueca que sufre de asperger