Para frenar a encapuchados: Apoderados del Instituto Nacional piden fiscal exclusivo

En tanto, el presidente del centro de Alumnos, Rodrigo Pérez, sostuvo que son las "políticas de mano dura" las que han conducido al histórico colegio a la situación de violencia en que está. A su turno, el rector, Fernando Soto, afirmó que como comunidad educativa siempre han buscado una solución al conflicto.

241

Un fiscal exclusivo para abordar la situación de los encapuchados que han provocado sucesivos desórdenes y hechos de violencia en el establecimiento, solicitaron los tres centros de padres y apoderados del Instituto Nacional.

La decisión tras la que se alinearon la Corporación de Padres y Apoderados y los Centros de Padres A-0 y Cepain, apunta a indagar a los responsables de los graves incidentes que se generaron el viernes con lanzamiento de bombas molotov desde el techo del recinto y la quema de un lienzo.

Estas acciones ocurrieron justo cuando se implementaba la exigencia de carné de identidad o pase escolar a los alumnos para ejercer mayor control en el ingreso al recinto, como lo dispuso el municipio de Santiago.

Asimismo, sostuvieron que debe existir más inteligencia policial ya que el problema superó al ámbito educacional, informó La Tercera.

“Si hay 10 a 15 encapuchados en la techumbre, entra un contingente policial de 50 carabineros de Fuerzas Especiales y no los pueden detener, es porque algo está pasando. Se necesita que se organice la detención de solo esos encapuchados”, señaló al matutino la presidenta de A-0, Judy Valdés.

“POLÍTICAS DE MANO DURA TRAER ESTE ESCENARIO”

Mientras, este domingo, el rector del Instituto Nacional, Fernando Soto y el presidente del Centro de Alumnos de dicho recinto, Rodrigo Pérez, abordaron el tema en el programa Mesa Central de Canal 13.

A juicio del dirigente estudiantil “Hay estudiantes (encapuchados) que son parte de la comunidad”, aunque sostuvo “no tenemos idea quiénes son los encapuchados”.

Subrayó que “estoy en contra de los encapuchados. Nunca he sido uno”, pero reconoció haber participado en diálogos con ellos al interior del centenario establecimiento.

Sobre las medidas tomadas por parte del alcalde de Santiago y sostenedor del establecimiento, Felipe Alessandri, el timonel del centro de alumnos aseguró que “estas políticas de ‘mano dura’ nos han traído a este escenario”.

En tanto, el rector del histórico plantel académico señaló que “uno de los problemas que tenemos es la tremenda población estudiantil” y que “la comunidad educativa es la que tiene que reaccionar” para frenar la violencia.

“Quienes nos conocen saben que hemos buscado todos los caminos de solución”, sosteniendo que “cerrar el Instituto es algo impensado, no se concibe la idea dentro de la comunidad”.