Tras contundente triunfo de Fernández, Macri evalúa cambios en su gabinete

La sorpresiva victoria de la fórmula peronista de Cristina Fernández y Alberto Fernández sobre la del presidente de derecha con Miguel Ángel Pichetto en las primaras del domingo, produjo muchas interrogantes en el gobierno respecto de cómo revertir este escenario.

249

Para hacer una evaluación y definir medidas que le permitan enfrentar la nefasta situación en la que queda su administración ad portas de unos comicios que podría perder en octubre próximo, el presidente argentino, Mauricio Macri, se reunió este lunes con sus ministros más importantes.

A la cita en la Casa Rosada llegaron el jefe del Gabinete, Marcos peña; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris, para analizar un mecanismo que permita dar tranquilidad a los mercados que se desplomaron con el triunfo de la oposición en las elecciones primarias que definieron a los candidatos que se medirán en dos meses más.

Y es que la contundente victoria con un 47% que obtuvo la fórmula para presidente y vicepresidenta que conforman Alberto Fernández y Cristina Fernández, superó ampliamente al 34% de respaldo que tuvo el mandatario trasandino con su compañero peronista de derecha, Miguel Ángel Pichetto.

Según informa La Nación de Argentina, cercanos a Macri deslizaron que esta jornada habrá anuncios para intentar llevar calma a los mercados. El jefe del Estado dará una conferencia de prensa junto a su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, después de la reunión de gabinete que liderará a las 15:30 horas.

Dichas decisiones pueden incluir modificaciones al gabinete nacional y medidas económicas para intentar frenar la sangría generada por la crisis económica que es la que finalmente le está pasando la cuenta a la actual administración, que suprimió varios de los bonos que entregaba su antecesora a la población.

“No la vimos venir. Hubo un voto castigo que no supimos leer”, reconoció uno de los hombres de confianza del jefe del Estado.

Todas las encuestas que manejó el Gobierno en los días previos a la elección mostraban un escenario de paridad.

Después de varias horas en silencio, en la sede de Gobierno comenzaron a aceptar que ya comenzó la etapa de la transición de poder. Algunos funcionarios, sin embargo, dicen que darán pelea en busca del “milagro”, aunque la esperanza de dar vuelta el resultado en octubre es prácticamente nula.

Peso argentino se desploma tras dura derrota de Macri en primarias de Argentina

Alberto Fernández arranca como favorito en la carrera por la presidencia de Argentina