Bolsonaro se apoya en venia de Trump para nombrar a su hijo como embajador en EEUU

La designación del actual diputado, Eduardo Bolsonaro, debe ser propuesta por el Ejecutivo al Senado brasileño que será el encargado de aprobarla o rechazarla cuando sea oficializada por el mandatario, quien ya es cuestionado porque las misiones de su país siempre son lideradas por diplomáticos de carrera.

93

El presidente Jair Bolsonaro afirmó este viernes someterá a consideración del Senado la designación de su hijo Eduardo Bolsonaro como embajador de Brasil en Washington, después que el gobierno de Estados Unidos le diera su beneplácito.

“Estoy muy seguro de que los vínculos de amistad y de comercio con Estados Unidos se potenciarán con Eduardo allá”, dijo el mandatario en una rueda de prensa en Brasilia.

La propuesta de Bolsonaro de nombrar a su hijo y diputado de 35 años, como representante de la misión diplomática en esa potencia, considerada la principal legación de Brasi,l provocó controversias en el país sudamericano, donde diplomáticos profesionales suelen estar al frente de las embajadas.

Indicó que el paso siguiente es designar oficialmente a Eduardo Bolsonaro para asumir ese cargo. “Si pudiera conversar hoy con (el ministro de Relaciones Exteriores) Ernesto Araújo, tomamos esa decisión”, pero “no tenemos prisa”, dijo el presidente.

Actualmente el legislador deberá ser interrogado por una comisión senatorial y su candidatura será sometida a dos votos secretos y de mayoría simple: uno (no vinculante) en dicha comisión y otro en el plenario.

“La concesión del beneplácito fue un poco diferente, ¿no?, con un lado personal”, dijo Bolsonaro, revelando que lo había recibido firmado “de puño y letra” por el magnate republicano, de quien se declara un ferviente admirador.

Trump ya había manifestado su entusiasmo por ver en Washington a Eduardo Bolsonaro, que oficia de nexo entre su padre y los representantes de la actual ola neoconservadora mundial.

“Creo que es un gran nombramiento”, afirmó Trump, subrayando que “no creo que sea nepotismo”, dejando entrever que no le molesta la situación porque él vive algo parecido con su hija Ivanka y su yerno Jared Kushner, quienes figuran entre sus consejeros cercanos.

Eduardo Bolsonaro, diplomado en derecho y actualmente al frente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara baja, afirmó el mes pasado que se sentía en condiciones de asumir el cargo, dada su acción legislativa vinculada a la diplomacia y a sus andanzas juveniles.

“Ya hice intercambio, ya freí hamburguesas” en Estados Unidos, afirmó, probablemente en alusión al programa de intercambio Work Experience en el que participó entre 2004 y 2005, según su hoja de vida.

También aseguró en Twitter que trabajó “lavando platos con mexicanos y peruanos en una cocina cercada por la nieve en Maine y en Colorado”.

Eduardo Bolsonaro fue el único representante brasileño que en marzo pasado participó junto a su padre en una reunión privada con Trump en el Salón Oval de la Casa Blanca, pese a que el canciller Ernesto Araújo integraba la comitiva.