Piñera y jornada laboral: “La vamos a rebajar de todas maneras porque lo está planteando la oposición y nosotros”

Mandatario sostuvo este jueves que "la pregunta es si solamente rebajamos y mantenemos la rigidez actual, o rebajamos y damos más libertad y más flexibilidad”. Puso el acento en que el proyecto de Vallejo "es inconstitucional, porque significa gasto público, y un parlamentario no puede generar gasto público, porque entonces nadie se haría cargo de los equilibrios".

319

“Aquí la discusión no es si rebajamos o no rebajamos la jornada. La vamos a rebajar de todas maneras, por supuesto, porque lo está planteando la oposición y lo estamos planteando nosotros”.

Así lo señaló el Presidente Piñera este jueves, en conversación con Emol TV –su primera entrevista en un medio online como lo señala el mismo portal- confirmó, tal como lo adelantó el ministro Nicolás Monckeberg, que el Gobierno tiene la disposición a buscar elementos de coincidencia entre su proyecto de flexibilidad laboral y el de la diputada PC Camila Vallejo.

“La pregunta es si solamente rebajamos y mantenemos la rigidez actual, o rebajamos y damos más libertad y más flexibilidad. Cuando ésa sea la discusión, yo le aseguro que la inmensa mayoría de los chilenos quiere una jornada menor, pero, al mismo tiempo, la gente quiere más libertad, más flexibilidad. En el proyecto del Partido Comunista la jornada de trabajo sigue tan rígida como hoy día, y nuestro proyecto rebaja la jornada laboral de 195 horas mensuales a 180, y eso significa bajar de 45 a 41 a la semana”, remarcó el Jefe de Estado.

“De eso se trata la discusión en el Congreso”, dijo Piñera. Afirmó que, conforme avance el trámite, los proyectos del Ejecutivo y de Vallejo “van a converger”.

PROYECTO DE VALLEJO “ES INCONSTITUCIONAL”

Piñera puso el acento en que el proyecto de Vallejo “es inconstitucional, porque significa gasto público, y un parlamentario no puede generar gasto público, porque entonces nadie se haría cargo de los equilibrios”.

El Mandatario indicó que espera que el Congreso “no apruebe proyectos inconstitucionales, porque estaría fallando a su compromiso de respetar la Constitución”. Si esto ocurriese “existe el Tribunal Constitucional”.

Consultado por si el Gobierno recurriría al TC en dicho caso, respondió: “Si fuera necesario, por supuesto”.