Minsal: Negativa familiar para donar órganos subió de 51% a 59% en un año

“Las personas que están hoy en el Registro de No Donantes, tienen que ratificar ante el Registro Civil la condición de no donantes y para eso tienen plazo hasta el día 12 de marzo del año 2020”, informó el coordinador nacional de Trasplantes del Ministerio de Salud, Juan Eduardo Sánchez.

71

El Ministerio de Salud informó que durante el primer semestre de este año se han realizado 269 trasplantes de órganos en el país, 51% más que lo registrado en igual período del 2018. Mientras que el número de donantes asciende a 91, 31 casos más que el año pasado. Si bien los números son positivos, según el Minsal no son suficientes.

Además, actualmente 4 millones de personas en Chile se declaran no donantes y la negativa familiar para donar órganos subió de 51% a 59% en un año.

Las personas que están hoy en el Registro de No Donantes, tienen que ratificar ante el Registro Civil la condición de no donantes y para eso tienen plazo hasta el día 12 de marzo del año 2020. Tenemos la expectativa de que ese registro sea ostensiblemente menor al actual y esperamos que una cifra razonable de ese registro debiese ser un millón y medio”, indicó el coordinador nacional de Trasplantes del Minsal, Juan Eduardo Sánchez. 

El médico agregó que “lo que nosotros debemos hacer es avanzar en un cambio cultural que haga la transición desde un país que tiene un Registro de No Donantes abultado y que se manifiesta en el peor de los momentos a través de la negativa familiar, hacia un país de donantes, donde la familia respeta lo que la persona manifestó”.

“Nosotros suponemos que esa negativa familiar variará en la medida que conversemos en la casa acerca de lo que nosotros queremos para nuestro futuro en la eventualidad que tengamos un deceso por muerte encefálica”, añadió.

Sánchez explicó que el Ministerio de Salud se encuentra trabajando en la conformación de centros multiorgánicos, con el fin de mejorar el acceso en caso de donación. Esto porque dada la geografía de nuestro país y por los tiempos que implica la realización del procuramiento de un órgano, es decir, desde que se extrae, hasta que se implanta, no es posible obtener donantes en las regiones extremas del país.

Aclaró que esto no tiene que ver con disponibilidad de transporte, sino la disponibilidad de isquemia (detención de la circulación) de los órganos de personas con posibilidad de ser donantes. El médico explicó que en el caso del corazón la ventana de tiempo para este proceso son 4 horas, para hígado 8 horas y riñones 24.

Es por ello que el proyecto del Ministerio de Salud es desarrollar un polo de procuramiento multiorgánico en Temuco y Concepción, donde además se puedan hacer algunos trasplantes, hígado y riñón en el primer caso, y páncreas y pulmones, en el segundo. Además, se evalúa uno similar para la zona norte del país.

PÉRDIDA DE ÓRGANOS

Con respecto a la pérdida de órganos, el coordinador nacional de Trasplantes explicó que “sobre un total de 1.127 órganos extraídos, 64 no fueron implantados por razones técnicas propias del órgano”. 

Al mismo tiempo, detalló que en los últimos tres años de los siete procuramientos no efectivos, sólo 2 no se concretaron por razones logísticas y 5 por condiciones climáticas.

“Tenemos que avanzar en un mejor posicionamiento geográfico para que los donantes cumplan el deseo de donar los órganos que son más complejos como corazón, pulmones o páncreas”, dijo.

Al mismo tiempo, adelantó que se profundizará en una política de formación de recurso humano, en la definición de equipos de extracción nacional y avanzar a una Ley que reconozca el “Testamento Vital”, que asegure el derecho a donar y recibir, un órgano, obligando al sistema público y privado a generar las condiciones para ese cumplimiento.

Consultado sobre la propuesta de algunos parlamentarios de crear un organismo independiente del Ministerio de Salud para la gestión de la donación y trasplantes de órganos, el médico indicó que no es necesario.

“Hoy tenemos una institucionalidad que esta mandatada por ley. Esta estructura está funcionando y es la que nos permite tener cifras alentadoras desde el punto de vista de la donación de órganos, así como del número de donantes y que nos permite abrigar expectativas de que transitemos a el segundo mejor año en el número de donantes y trasplantes”, concluyó Juan Eduardo Sánchez.