Empleado despedido por maltrato laboral en la Piccola Italia: “No soy un jefe maltratador”

Identificado con su apodo de “Tyson”, el descontrolado jefe de cocina de la sucursal del restaurant emplazada en Buin, rompió el silencio para admitir que se equivocó, ofrecer disculpas a quienes ofendió y expresar la angustia que le provoca la repercusión de este hecho en su entorno.

1266

“La gente que me conoce sabe que no soy así (…) Yo no soy un jefe maltratador”, aseguró el ahora ex empleado de la Piccola Italia de Buin, quien fue denunciado por agredir verbalmente con fuertes improperios a algunos garzones del local por comerse unos trozos de torta.

En entrevista con el programa Muy Buenos Días de TVN, el sujeto apodado “Tyson” por su parecido con el exboxeador estadounidense, Mike Tyson, dijo que el episodio ocurrido hace unas semanas en el conocido restaurant y que fue grabado por un extrabajador que viralizó su denuncia, “fue algo casual, algo que saltó”.

“Yo no soy de esa manera, de repente me ofusco, pero voy a tratar de estar bien, hacer las cosas como corresponden, me echaron, me cortaron las manos. Mis hijos no pueden ir al colegio, mi mamá está con depresión”, señaló para graficar la situación que vive tras ser desvinculado de su fuente laboral.

Se mostró arrepentido por su forma de actuar, mientras que su esposa –quien lo acompañó en la entrevista- indicó que él no es un hombre agresivo, puesto que de ser así no estaría con él durante 15 años.

“Creo que él está tan agradecido con la empresa, que algo así (la acción de los trabajadores que aseguraron haber pagado por lo que comieron) le tocó fondo y lamentablemente reaccionó de esa forma”, indicó la mujer.

“Lamentablemente mi esposo es bueno para el garabato”, acotó su cónyuge al momento de plantear la forma en que él se refiere al resto de las personas, indicando que su tono de voz es así.

A su vez Tyson justificó su conducta en que “vengo de una población, de San Gregorio. Vengo criado prácticamente en la calle, me pusieron en la calle (…). Yo soy así, me crié así, de esa forma, del garabato”.

“A lo mejor no tuve la educación que tuve que tener; a lo mejor, si hubiera tenido la educación que corresponde para estar ahí, no hubiera pasado esto, pero le doy gracias a Dios de que me dieron la oportunidad” en alusión a la empresa, sostuvo.

“EL ARREPENTIMIENTO ESTÁ”

Por ello Tyson ofreció “disculpas a mis exempleadores y mis compañeros, 1.200 trabajadores, si pasa algo, si (el restaurant) lo cerraran por la culpa mía, por no haberme controlado, por no haber hablado”.

Les pagué con esta moneda, les pagué muy mal. El arrepentimiento está”, sostuvo, añadiendo que “si a alguien le falté el respeto, se sintió menoscabado, mil disculpas, por algo estoy dando la cara”.

Respecto de la funa de la que ha sido objeto en las redes sociales, donde lo atacan y critican por su comportamiento, el entonces jefe expresó que “me cortaron las manos, ya no tengo trabajo, ¿qué más quieren?”, espetó.

“Ya me funaron, me hicieron esto en redes sociales, 16 años de trabajo dándole a la empresa pensando que estaba bien, pero no era así. Pero también tienen que tener claro que yo no soy así. Y tratar de pedir disculpas a quien sintió menoscabado, humillado, del más chico al más grande”, concluyó.

Gobierno rechazó maltrato laboral hacia trabajadores de conocido restaurant