Murió el director y leyenda de Broadway Hal Prince

Una “breve enfermedad” se llevó al nonagenario realizador, reconocido por sus famosos musicales como The Phantom of the Opera” y “Cabaret”, entre otras famosas piezas vistas por miles de personas en décadas de carrera.

80

A los 91 años falleció este miércoles el productor y director estadounidense Harold “Hal” Prince, anunció el portavoz de esta leyenda de Broadway que dirigió “The Phantom of the Opera” y “Cabaret”.

Durante su larga carrera el realizador, quien dejó de existir después de una “breve enfermedad” en Reikiavik, capital de Islandia, recibió 21 premios Tony, los máximos galardones del teatro de Broadway.

Nacido el año 1928 en el seno de una familia judía de origen alemán en Nueva York, fue uno de los pocos directores del afamado centro de espectáculos de Estados Unidos, que atravesó muchas épocas diferentes y sobrevivió a la modernización del mundo de los musicales. 

Prince, quien decía que se había contagiado del teatro después de ver a Orson Welles en “Caesar” a los ocho años, comenzó su carrera durante la época dorada del musical, de la mano de otra vaca sagrada del teatro, George Abbott. 

Contratado a los 20 años como asistente de quien se convertiría en su mentor, Prince se fue acercando a la escena hasta finalmente involucrarse con la producción, pese a tratarse de un trabajo que no le gustaba.

En 1955 y con solo 27 años ganó el premio Tony al mejor productor, su primer premio, por “The Pajama Game”.

A este le siguió una impresionante serie de éxitos, con “West Side Story” (1957) entre los más destacados, hasta que finalmente se dedicó a la dirección, su verdadera pasión.

“Quería escribir”, explicó en una entrevista en Broadway.com, añadiendo que “no era lo suficientemente bueno, así que el siguiente paso era la dirección”. 

Hizo su debut como director de Broadway con “She Loves Me” en 1963, antes de abordar, en 1966, lo que se convertiría en uno de los musicales más famosos del teatro, “Cabaret”. 

Su estilo era austero, con decoraciones minimalistas. A menudo se jactaba de haber producido sus primeros espectáculos con presupuestos muy inferiores al promedio.

Prince transitó los años setenta con el mismo éxito que en las dos décadas anteriores, en particular gracias a “Sweeney Todd” (1979), y después logró adaptarse al cambio de los años 80 y 90, un período durante el cual Broadway vivió profundas transformaciones.

Entonces dirigió “The Phantom of the Opera”, escrita por el británico Andrew Lloyd Webber, que detenta el récord de permanencia en Broadway como el musical ha estado en cartelera durante 31 años y contabiliza más de 13.000 representaciones.