Padre Poblete: Jesuitas confirman 22 víctimas de abuso sexual, 4 de ellas menores de edad

Cristián del Campo, provincial de la Compañía de Jesús en Chile, fue el encargado de leer el informe de la indagatoria que encabezó el abogado laico Waldo Bown. “Esta investigación comenzó gracias a la denuncia de la señora Marcela Aranda y posteriormente recibió el testimonio de 21 mujeres más que sufrieron alguna experiencia de abuso sexual por parte de Renato Poblete, hechos ocurridos entre los años 1960 y 2008", indicó.

1700

La tarde de este martes la Compañía de Jesús dio a conocer el informe sobre la investigación que se realizó para certificar los abusos denunciados en contra del sacerdote y excapellán del Hogar de Cristo, Renato Poblete. La indagatoria la encabezó el abogado laico Waldo Bown.

La primera denuncia conocida fue la de la teóloga Marcela Aranda, quien relató los crudos vejámenes sufridos en una entrevista con Ahora Noticias de Mega, y en los que el sacerdote fue su principal verdugo por ocho años tras su ingreso a la Universidad, cuando manifestó su intención de ser religiosa y se lo presentaron para orientarla en ese camino del que finalmente desistió por volverse cada vez más tortuoso.

Aranda relató que los abusos por parte del cura Poblete ocurrieron cuando ella tenía 19 años se extendieron durante ocho años. “Él empezó a abusarme sexualmente con mucha violencia”, contó la ingeniera mecánica y teóloga.

Cristián del Campo, provincial de la Compañía de Jesús en Chile, fue el encargado de leer el informe en esta jornada. “Esta investigación comenzó gracias a la denuncia de la señora Marcela Aranda y posteriormente recibió el testimonio de 21 mujeres más que sufrieron alguna experiencia de abuso sexual por parte de Renato Poblete, hechos ocurridos entre los años 1960 y 2008″, indicó.

Según dijo, “dentro de las víctimas mencionadas, existen cuatro personas que eran menores de 18 años cuando ocurrieron los hechos denunciados”.

Esta investigación comenzó el 1 de enero de 2019 y el informe final fue entregado la tarde del 26 de julio a los denunciantes. Cuenta con 407 páginas más anexos y se entrevistaron a 102 personas, entre otras diligencias.

“ABORDAJE SEXUAL INESPERADO Y VIOLENTO”

En el informe se señala que 16 casos “se refieren a abusos sexuales de mujeres mayores de edad, consistentes en un abordaje sexual inesperado y violento, en que intempestivamente se intenta besar y tocar a la víctima”.

“Entre 1960 y 2008, Renato Poblete Barth mantuvo seis relaciones estables en un periodo de tiempo (…) el investigador estima la existencia de aspectos abusivos en al menos cinco de ellas”, se remarcó.

Respecto de la denuncia de la víctima Marcela Aranda, el informe señala que se logró corroborar la participación de Poblete en al menos un aborto, añadiendo que no fue posible acreditar las violaciones grupales.

NO HUBO ENCUBRIMIENTO

Cristián del Campo precisó que en el informe del abogado Waldo Bown se señala que “no se encontró ningún caso de un jesuita que haya tomado conocimiento de abuso de menores, violaciones ni abortos. Ninguna víctima señaló haber comentado este tipo de delitos a algún jesuta. En este sentido, luego de recoger los antecedentes el investigador no acreditó la existencia de encubrimiento (…) sin desconocer que corresponde al Ministerio Público y a los tribunales de justicia establecer su existencia. Por lo que pondremos estos antecedentes en conocimiento de la fiscalía”.

“Sin embargo, el informe señaló que algunos jesuitas habrían recibido algún tipo de información, la mayoría consistente en rumores y comentarios de terceros lo que implicaría una responsabilidad ética (…)”.

“La investigación pudo acreditar que al menos en dos casos un jesuita recibió una información directa de parte de una víctima. Respecto a uno de ellos este recibió expresas instrucciones de parte de la víctima de no comunicar la información recibida. El otro se refiere a uno de los jesuitas públicamente mencionados, el padre Juan Ochagavía. La investigación señala que el padre Ochagavía habría hecho llegar los antecedentes de que disponía al superior provincial de la época”, sostuvo.

El sacerdote de la orden y ex provincial de la Compañía, Juan Ochagavía, tuvo un actuar “negligente”. “El gobierno provincial minimizó los hechos y no actuó con la debida prudencia (…) la conducta le padre Juan Ochagavía fue negligente”, remarcó.

Esto demuestra -agregó- “de qué manera los canales institucionales fallaron, ya que el gobierno provincial minimizó los hechos o no activó los resguardos que permitieran detener las situaciones abusivas”.

Del Campo sostuvo que el informe “determinó responsabilidades éticas desde el punto de vista institucional, que se desprenden de las dinámicas institucionales de la Compañía de Jesús. Señala que si bien estas no son causas directas de los hechos denunciados operaron como facilitadores o bien como medidas ineficaces para evitar las conductas de abuso de poder, de conciencia y sexuales cometidas por Renato Poblete Barth”.

PERDÓN POR ESTA “DURA VERDAD”

Del Campo dijo que se harán cargo del apoyo psicológico de las víctimas que lo han solicitado.

El provincial pidió perdón por esta “dura verdad” y añadió que “presentaremos los antecedentes al Ministerio Público”, el que -añadió- deberá establecer judicialmente si no hubo encubrimiento.

Monckeberg y cambio de nombre a parque Renato Poblete: “Se está evaluando dada la magnitud de las denuncias”

Abogado de víctima confirma nuevas acusaciones contra Renato Poblete

Compañía de Jesús: Relatos de víctima de Renato Poblete “son de la máxima gravedad”

Denunciante de Renato Poblete: “Me obligó a abortar y no sólo una vez, tres veces”