Rapero estadounidense ASAP Rocky será juzgado en Suecia por agresión

El artista de 30 años, que se llama en realidad Rakim Mayers, fue puesto en prisión preventiva el 3 de julio tras un concierto, junto con otras tres personas, a raíz de una pelea ocurrida el 30 de junio en las calles de Estocolmo.

130

El rapero estadounidense ASAP Rocky y dos personas de su entorno serán juzgados en Suecia por una pelea ocurrida en junio en Estocolmo, un caso muy mediático que movilizó a sus seguidores e incluso, al presidente Donald Trump.

“Decidí acusar de agresión a las tres personas sospechosas, considerando que los hechos constituían un delito pese a los argumentos […] de que actuaron en legítima defensa ante las provocaciones” del denunciante, indicó en un comunicado el fiscal encargado de la instrucción.

Se celebrarán tres días de audiencia en el tribunal de Estocolmo, el 30 de julio, el 1 y el 2 de agosto.

ASAP Rocky (30 años), que se llama en realidad Rakim Mayers, fue puesto en prisión preventiva el 3 de julio tras un concierto, junto con otras tres personas, a raíz de una pelea ocurrida el 30 de junio en las calles de la capital sueca.

El 5 de julio, un tribunal ordenó su encarcelación y la de dos de sus allegados, alegando que existía “riesgo de fuga” al extranjero. Permanecerán detenidos hasta el juicio.

“Era de esperar, pero está extremadamente decepcionado”, declaró el abogado de ASAP Rocky, Slobodan Jovicic, en una rueda de prensa. “Se declara inocente”, subrayó.

En teoría, su cliente podría enfrentar hasta dos años de prisión por “violencia”. 

Oriundo de Nueva York, ASAP Rocky se dio a conocer en 2011 con su disco “Live. Love. ASAP”, muy elogiado por la crítica. En 2013, sacó a la venta su álbum “Long. Live. ASAP”.

Desde su arresto, amigos y seguidores del artista neoyorquino reclaman su liberación y denuncian un “ensañamiento” de la Justicia sueca. 

Casi 630.000 personas firmaron una petición en línea para pedir la liberación del músico estadounidense.

La productora musical sueca Woah dad! lanzó una campaña, colgando carteles negros por las calles de la capital en los que se lee “Free ASAP Rocky ASAP” (Liberen a ASAP Rocky lo antes posible).

Varios diputados del Congreso estadounidense instaron a Suecia a liberar al músico y un exembajador estadounidense en Estocolmo, Mark Brzezinski, afirmó que había contactado con el ministerio sueco de Relaciones Exteriores y la Casa Real, denunciando una “injusticia de carácter racial”.

El Gobierno de Suecia replicó que la Justicia actúa con total independencia. 

Incluso el presidente estadounidense, Donald Trump, se implicó en el caso, a petición de Kim Kardashian, según la prensa estadounidense.

Trump tuiteó que había hablado con Stefan Lofven, primer ministro sueco, quien le dijo que el ciudadano estadounidense tendría un trato justo. 

“Le aseguré que ASAP no huiría y me ofrecí para responder personalmente como garantía por su fianza, o una alternativa”, escribió Trump.

Confirman detención preventiva para el rapero ASAP Rocky en Suecia