Monckeberg y Reforma de Pensiones: “Debimos haberlo hecho mucho antes”

Titular del Trabajo sostuvo que “lo más importante de esta reforma es que reconozca que el ahorro de las pensiones es de los trabajadores y que el trabajador tiene derecho a esa cotización, a tomar ciertas decisiones en el marco de lo legal, porque esa es su plata, y que esas pensiones sean altas".

863

El ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, dijo este domingo que la Reforma de las Pensiones es una necesidad urgente.

En entrevista con el programa Estado Nacional, de TVN, sostuvo que “debimos haberlo hecho mucho tiempo antes. Tiene que ver con que estamos envejeciendo más rápido, tiene que ver con que estamos cotizando muy poco. En Francia la cotización es del 40% y en Chile estamos cotizando el 10%”.

Monckeberg explicó que “lo más importante de esta reforma es que reconozca que el ahorro de las pensiones es de los trabajadores y que el trabajador tiene derecho a esa cotización, a tomar ciertas decisiones en el marco de lo legal, porque esa es su plata, y que esas pensiones sean altas”. 

Respecto a la larga discusión que se produjo en el Congreso sobre la reforma, la autoridad aseguró que “llevamos siete meses debatiendo algo que es importante pero no es fundamental. Qué institución administra, si es pública o si es privada. Es importante, pero lo fundamental es que la plata le llegue a los pensionados y que esté bien invertida”.

“El corazón de la reforma es mejorar las pensiones de los adultos mayores, eso se ha mantenido intacto y lo vamos a mantener intacto hasta el último día, garantizándole a todos los trabajadores que quien sea que la administre, pública o privada, que esa plata es de él y que se va a invertir con los mejores instrumentos de rentabilidad al menor costo posible”, agregó.

Frente a las modificaciones que se realizaron, el secretario de Estado sostuvo que “es la reforma que el país necesita. Por supuesto que nosotros tenemos un acuerdo político para darle viabilidad a esta reforma, que implica excluir de la administración del 4% adicional a las AFP, y me parece que nada de eso altera el objetivo y corazón de la reforma en el sentido de que los recursos, no por estar en un consejo público, van a estar menos cuidados ni se van a invertir de peor manera”.

Añadió que “nuestro resguardo al crear este consejo público es que estos recursos inviertan correctamente, con la máxima rentabilidad que se establezca, con las mismas reglas y exigencias que hoy se le exigen a las AFP”.

Sobre los gastos que obliga a hacer la reforma, el ministro detalló que “todo el funcionamiento del consejo público va a ser financiado por la ley de presupuestos, es decir por el Estado. El informe financiero habla de cerca de 1.500 o 1.600 millones anuales, eso es de cargo fiscal”.

“Hemos tomado ciertas decisiones que son fundamentales para que el trabajador no tenga que pagar dos veces”, agregó.

“Queremos ser lo más eficiente posibles, para que todo el esfuerzo vaya, no a burocracias, sino que al bolsillo de los pensionados. Esta es la Reforma de Pensiones más cara que ha hecho el país desde que se creó el sistema de AFP”, aseveró.