Médico es condenado a 3 años de cárcel por violar a su esposa

Según el fallo del Séptimo Tribunal Oral Penal de Santiago, el profesional de iniciales T.S.A. cometió el delito en 2017. El fiscal Rodrigo Celis señaló que “el caso se enmarca en un proceso continuado de violencia de género, que refleja muy bien el tipo de persona que es el acusado: un maltratador y un abusador”.

541

En fallo unánime, el Séptimo Tribunal Oral Penal de Santiago condenó al médico de iniciales T.S.A. a la pena efectiva de 3 años y un día de presidio en calidad de autor del delito consumado de violación de su cónyuge, ilícito perpetrado en octubre de 2017, en la comuna de La Florida.

Asimismo, el tribunal condenó al profesional a la pena accesoria por violencia intrafamiliar, consistente en la prohibición de aproximarse a la víctima, a su domicilio, lugar de trabajo o el lugar que concurra o visite habitualmente por el plazo de un año, contado una vez que cumpla la condena principal.

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por establecido, más allá de la duda razonable, que alrededor de las 18:00 horas del 19 de octubre de 2017, en circunstancias que la cónyuge del condenado se encontraba en su domicilio, el acusado procedió a registrar el celular de la víctima encontrando fotos de ella con una pareja anterior; por lo que comenzó a insultarla y amenazarla con que se lo diría a sus padres.

La víctima intentó quitarle el celular, comenzando un forcejeo, “golpeándola mientras ella se protegía con sus brazos, luego y durante el forcejeo el acusado la empuja sobre una cama y le dice ‘tú eres mi mujer, tu eres mi mujer, me lo vas a hacer ahora’, procediendo a violarla”.

El fiscal Rodrigo Celis, la fiscal Alicia Crisosto a cargo de la investigación, y el equipo de trabajo de la fiscalía local de La Florida destacaron que este tipo de delito es muy difícil de acreditar. 

Al respecto, el fiscal Celis señaló que “el caso se enmarca en un proceso continuado de violencia de género, que refleja muy bien el tipo de persona que es el acusado: un maltratador y un abusador, quien no estaba dispuesto a aceptar el término de la relación con la víctima –con la cual se encontraba separada de hecho-, y el cual nos recuerda que la violencia intrafamiliar es un fenómeno complejo y que se da a todo nivel o estrato social, no importando la profesión u oficio del agresor”.