Caso AMIA: Compañero de fórmula de Cristina Fernández declara como testigo

La cita judicial se produce en medio de la campaña electoral y cuando los sondeos indican que el dueto del justicialismo compuesto por Alberto Fernández y la ex mandataria argentina aventaja al conformado por el presidente liberal Mauricio Macri y el peronista de derecha, Miguel Pichetto.

54

El candidato de la oposición a la presidencia argentina, Alberto Fernández, declaró este miércoles como testigo en una causa judicial que investiga a su compañera de fórmula, la expresidenta Cristina Fernández, por supuesto encubrimiento a iraníes acusados de participar en un atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994.

La citación al representante de la centroizquierda de ese país, se fundamenta en una entrevista periodística de febrero de 2015 en la que éste cuestionó duramente a la entonces mandataria por suscribir un pacto con Irán.

El trato nunca aplicado, buscaba interrogar fuera de Argentina a funcionarios de ese país acusados por el atentado perpetrado en Buenos Aires el 18 julio de 1994, que dejó un saldo de 85 muertos y 300 heridos.

“Lo que dije fue siempre una opinión”, declaró al salir de los tribunales, el abogado de 60 años que fue jefe de gabinete de la exgonernante en 2008, se distanció luego del kirchnerismo pero regresó a ese sector y hoy es la carta presidencial, segundado por ella como compañera de fórmula para la vicepresidenta.

“Todos saben que he sido crítico del pacto. Me tomaron declaración sobre algo que pienso y los testigos no declaran sobre lo que piensan, sino de algo que conocen a través de sus sentidos”, agregó Alberto Fernández.

En aquella entrevista, el político había aseverado que “el encubrimiento es el acuerdo, es el pacto. En un caso estaríamos hablando en términos penales de un instigador, que es la presidenta, y en el otro caso de un autor directo, que es el que firma el acuerdo”. 

La causa que lleva adelante el juez Claudio Bonadio indaga si ese pacto con Irán intentaba encubrir a los autores del atentado y, en aquel entonces, el actual candidato no formaba parte del gobierno de Kirchner cuando se impulsó el memorándum.

Cristina Fernández fue acusada de encubrimiento agravado y con pedido de prisión preventiva, de la que está exenta por su fuero como senadora.

La cita judicial se produce en medio de la campaña electoral y cuando los sondeos indican que la fórmula de Fernández y Fernández aventaja a la que conforma el presidente liberal Mauricio Macri con el peronista de derecha Miguel Pichetto.

La citación a Fernández se produce por pedido de la parte querellante y pese a que la instrucción ya fue cerrada y la causa fue elevada a juicio, sin fecha.

El proceso se basa en una acusación que formuló en enero de 2015 Alberto Nisman, el fiscal que investigó por una década el atentado a la AMIA, hallado muerto días después en su vivienda con un disparo en la cabeza y sin signos de la presencia de otra persona en el lugar.

La denuncia de Nisman fue desestimada dos veces por otro magistrado, hasta que recayó en Bonadio, quien abrió la investigación en 2016, el gobierno de Macri.

La viuda del expresidente, Néstor Kirchner, ha intentado recusar a Bonadio en varias ocasiones por supuesta parcialidad, según ella derivada de sus intentos por destituirlo cuando ella era presidenta (2007-2015).

Actualmente se desarrolla el primer juicio oral contra ella y cursa otra media docena de causas judiciales por presunta corrupción, varias a cargo de Bonadio.