Exministra Delpiano: Demandas del paro docente “no daban para hacer un paro de 30 días”

A juicio de quien estuvo al mando de la cartera en la administración de la expresidenta Michelle Bachelet, “el paro empezó a debilitarse, a perder fuerza, la gente empezó a mirar con menos simpatía un paro que se prolonga y se prolonga”. También abordó la crisis del Instituto Nacional.

198

Creo que un paro en estas circunstancias sólo atenta contra la educación púbica”, sentenció este martes la exministra de Educación, Adriana Delpiano, al señalar que la paralización que llevan a cabo los profesores por 37 días es un despropósito, considerando que varias de sus demandas ya estaban ganadas.

En entrevista con radio Universo, la exsecretaria de estado de la última administración de Michelle Bachelet se refirió a las tensas negociaciones entre el Colegio de Profesores y el Mineduc, en las que se ha dado “un tema de trato que nunca se puede perder, de un lado y de otro. A veces ciertas actitudes exacerban los malos ánimos”.

Sobre la movilización docente que mantiene casi un mes sin clases a miles de alumnos de colegios municipales y subvencionados, no se justifica ya que en su opinión, “las demandas que tenían los profesores en esta ocasión, que son las dos o tres demandas de las cuales se está haciendo cargo el ministerio en este momento, no daban para hacer un paro de 30 y tantos días”.

Sobre las demandas de los profesores señaló que “la doble evaluación estaba bastante ganada. Eso ya había quedado al final del gobierno de Michelle Bachelet en una ley miscelánea, el tema de poder de ir a una sola evaluación, (…) eso ya era un tema ganado”.

Respecto al bono para las educadoras diferenciales, comentó que eso “supone una modificación a una ley, supone voluntad política y recursos porque lo que dice la ley es que el bono a los profesores por especialización apunta solamente a los que tienen matemática como especialización, lenguaje, etc., y no consideró ni esa ley ni la carrera docente a las educadoras diferenciales”.

Delpiano sostuvo que “el paro empezó a debilitarse, a perder fuerza, la gente empezó a mirar con menos simpatía un paro que se prolonga y se prolonga”, por lo que enfatizó que dado este escenario lo que corresponde ahora es, “entre todos, empujar la educación pública, mejorarla”.

EL INSTITUTO NACIONAL “NO PUEDE CERRAR”

La exautoridad también se refirió a la crisis por la que atraviesa el Instituto Nacional y la idea de terminarlo que ronda al alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, recalcando que el histórico establecimiento “no puede cerrar”.

Sostuvo que “un pequeño grupo de encapuchados y de padres que de alguna manera están todo el rato defendiendo la posibilidad en protesta de los hijos”, no puede provocar el perjuicio de aquellos que no están por la violencia.

“Yo estoy segura que el colegio sabe (quiénes) son los encapuchados. Si un colegio no sabe quiénes son sus 10, 15 alumnos que están haciendo eso, es el proceso educativo el que está fracasando, quiere decir que no los conozco, no sé quiénes son mis alumnos y eso es grave en cualquier colegio”, señaló sobre los incidentes que obligaron a adelantar las vacaciones de invierno y que se retomaron tras el ingreso a clases el lunes y lo que va de esta jornada.

“Por eso que creo que hay que tener equipos directivos empoderados y un sostenedor que está focalizado solamente en el tema educación”, acotó la extitular del Mineduc.

De todos modos, apuntó a realizar “un esfuerzo por hacer una aproximación más emocional que se haga cargo de las demandas propias de los adolescentes de este país”, recalcando que en “eso tiene poco el Instituto Nacional respecto de otros colegios”.

Finalmente, Adriana Delpiano manifestó que “que todas las inquietudes de los jóvenes por participar en la vida nacional, por tener opinión, hay que canalizarlas en lo que hoy día es, no sólo una posibilidad, sino que una obligación de los colegios que es tener un plan de formación ciudadana”.